¿Qué nutrientes en la carne contribuyen a las funciones corporales?

La carne ofrece una amplia gama de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para una serie de funciones vitales del cuerpo. Sin embargo, la carne también contiene grasas saturadas, y el consumo excesivo de estas grasas puede tener efectos perjudiciales en la salud. Elegir las carnes magras sobre las opciones grasosas puede dar al cuerpo los nutrientes esenciales y reducir al mínimo el consumo de grasas saturadas.

Vitaminas

Las vitaminas disponibles en la carne incluyen vitamina A, vitaminas del complejo B y vitamina K. La vitamina A es esencial para la función apropiada del sistema inmune y ayuda a mantener la salud de los ojos y la piel. Las vitaminas del complejo B son esenciales para una serie de sistemas y funciones corporales. Estos incluyen la producción de células rojas de la sangre y la médula ósea, el apoyo y el mantenimiento de los sistemas cardiovascular y nervioso, el crecimiento y la división celular, el metabolismo de la energía y la digestión. La vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre, una función vital para el proceso de curación de heridas del cuerpo.

Minerales

La carne es rica en muchos minerales esenciales para la salud y el bienestar humano. Entre ellos se encuentran el hierro, zinc, selenio, cobre, cromo, potasio y magnesio. El cuerpo absorbe y utiliza más fácilmente el hierro en los productos cárnicos que el hierro obtenido a partir de las fuentes vegetales. El hierro es esencial para la función de la sangre roja, ayudando a asegurar el transporte de oxígeno a las células de todo el cuerpo. El zinc es esencial para la función normal de los sistemas inmunológico y reproductivo, ya que ayuda en la curación de heridas y es necesario para la salud de los huesos, piel y dientes. El selenio actúa como antioxidante y ayuda a regular la glándula tiroides. El cobre ayuda a la producción de glóbulos rojos y a la función pulmonar. El cromo es necesario para el metabolismo del azúcar y ayuda a regular la función de la insulina. El potasio juega un papel en la digestión y el metabolismo, así como en la función nerviosa y muscular. El magnesio es esencial para la salud del corazón, la resistencia ósea y la función muscular.

Proteína

La carne contiene proteínas completas, lo que significa que proporciona todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para una buena salud. La proteína es crucial para la producción y el mantenimiento de prácticamente todos los tejidos en el cuerpo, incluyendo el músculo, la piel, el hueso, el cabello, las uñas, la sangre y los órganos internos. El cuerpo también requiere de proteínas para la producción de hormonas y enzimas.

Consideraciones

Si bien la carne es una rica fuente de muchos nutrientes esenciales, también contiene grasas saturadas. Por lo tanto, debes comer cantidades moderadas, como parte de una dieta bien balanceada. El consumo elevado de grasas saturadas puede contribuir a una variedad de problemas de salud, como las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y ciertos tipos de cánceres. La pirámide alimenticia del Departamento de Agricultura de los EE.UU. recomienda limitar el tamaño de las porciones a 2 ó 3 onzas de carne magra.

Más galerías de fotos



Escrito por melinda l. secor | Traducido por sofia loffreda