Valor nutricional de la sémola de maíz

La antigua palabra en inglés "grits" se refería originalmente a cualquier grano molido grueso. En los Estados Unidos, se utiliza más específicamente para nombrar a la sémola a base de maíz. A pesar de que estos granos contienen proteínas, fibra y una gran variedad de vitaminas y minerales, no son, naturalmente, una buena fuente de cualquier otro nutriente, excepto el selenio. La buena noticia es que la mayoría de las marcas de éstos granos están enriquecidas para que puedas contar con una dosis extra de vitaminas B y hierro.

Comparación de los granos amarillos y blancos

Tanto la sémola (grits), la sémola de maíz o polenta (corn grits) y el maíz molido (hominy grits) se refieren a la misma comida, pero la sémola de maíz normal es diferente. "Hominy" es el nombre utilizado para designar a los granos de maíz amarillos o blancos, que han sido descascarados y se les ha sacado el salvado y el germen. Para hacer "grits", la sémola de maíz se seca y se muele hasta obtener una consistencia similar a la arena gruesa. Luego se hierve y puede servirse como un cereal para el desayuno o un plato sabroso. Una taza de sémola de maíz amarillo cocido (cooked yellow grits) tiene 151 calorías y 32 gramos de carbohidratos. La misma porción de sémola de maíz blanca (white grits) tiene 182 calorías y 38 gramos de carbohidratos. Ambos tipos tienen de 3 a 4 gramos de proteínas y 2 gramos de fibras.

Enriquecido con vitaminas del grupo B

Si los granos que compras no están enriquecidos, una porción sólo tendrá una pequeña cantidad de vitaminas del grupo B. Sin embargo, la mayoría de los granos se enriquecen, por lo que son una buena fuente de tiamina, riboflavina y niacina. Todas estas vitaminas activan las enzimas responsables de convertir los alimentos en energía y mantener sano el sistema nervioso. También obtendrás el 21 por ciento de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico de 1 taza de sémola de maíz amarillo y el 25 por ciento de la misma cantidad de granos blancos. El folato ayuda a sintetizar el ADN, lo que hace que sea vital para el crecimiento y el desarrollo de las células. Es esencial para la prevención de defectos de nacimiento que se desarrollan en las primeras semanas después de la concepción.

Fuente natural de selenio

El selenio se combina con las proteínas para formar selenoproteínas. Estas selenoproteinas tienen una serie de funciones, incluyendo la regulación del metabolismo de las hormonas tiroideas y la producción de antioxidantes. De hecho, el Instituto de Medicina determinó la cantidad diaria recomendada de selenio (55 microgramos al día) en base a la cantidad que se necesita para sintetizar un antioxidante llamado glutatión peroxidasa. El selenio dependiente de glutatión protege las células, en especial las membranas celulares, de los daños causados ​​por los radicales libres. Una taza de sémola de maíz amarillo cocido suministra 6 microgramos de selenio natural, mientras que los granos blancos proporcionan 8 microgramos.

Fortificado con hierro

La sémola de maíz naturalmente contiene una pequeña cantidad de hierro, pero si la etiqueta indica que el cereal está enriquecido, se ha añadido más hierro, de acuerdo con las regulaciones establecidas por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. La cantidad añadida puede variar, debes fijarte en la etiqueta de información nutricional para ver cuánto hierro contiene la marca que estás comprando. La sémola amarilla enriquecida común contiene 1,3 miligramos de hierro en una porción de 1 taza y la sémola de granos blancos contiene 1,5 miligramos, de acuerdo con la Base de Datos de Nutrientes USDA. Debido a que tu cuerpo pierde hierro cuando sangras, las mujeres pre-menopáusicas deben consumir 18 miligramos al día. Los hombres y las mujeres post-menopáusicas sólo necesitan 8 miligramos en su dieta diaria.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por anibal julian barbosa