El valor nutricional de las semillas de girasol crudas

Las semillas de girasol son una adición bienvenida en las dietas saludables y contienen químicos llamados flavonoides para combatir enfermedades, según informa un estudio que se publicará en "Food Chemistry" en 2014. Las semillas de girasol crudas también ofrecen un alto valor nutritivo gracias a sus grasas saludables, vitaminas y minerales. Cómelas como un bocadillo o incorpóralas a tus recetas saludables favoritas.

Calorías y macronutrientes

Las semillas de girasol crudas contienen un número moderado de calorías, pero no desequilibrarán tu dieta, cada onza de semillas sin pelar contiene 164 calorías, o aproximadamente el 8,5% de las calorías diarias en una dieta de 2000 calorías. La mayoría de estas calorías provienen de los saludables ácidos grasos poli y monoinsaturados. Estas grasas afectan los niveles de colesterol en sangre, reduciendo el nivel de colesterol nocivo, mientras aumenta los niveles del colesterol beneficioso. Cada onza de semillas de girasol crudas contiene 14 gramos de grasa total. Añade las semillas a tu dieta y también consumirás 5,8 gramos de proteína beneficiosa y 5,6 gramos de carbohidratos, con 2,4 gramos de fibra.

Contenido de minerales

Las semillas de girasol crudas vienen repletas de minerales esenciales y sirven como fuente especialmente rica en cobre, magnesio y manganeso. Los tres minerales apoyan tu metabolismo, ayudando a producir energía para alimentar tu estilo de vida activo. El magnesio también apoya la comunicación celular, el cobre nutre el sistema nervioso y el manganeso ayuda en desarrollo óseo. Todos los adultos necesitan 900 microgramos de cobre cada día, y las mujeres necesitan 320 miligramos de magnesio y 1,8 miligramos de manganeso, mientras que los hombres necesitan 420 y 2,3 mg de magnesio y manganeso, respectivamente. Una onza de semillas de girasol crudas contribuyen con 504 microgramos de cobre, 91 mg de magnesio y 0,54 mg de manganeso a tus necesidades diarias.

Contenido de vitaminas

Agrega semillas de girasol crudas a tu dieta como fuente de vitaminas del complejo B solubles en agua, como así también vitamina E. Las vitaminas B trabajan juntas para mantener tu metabolismo sano, y también apoyan otros procesos esenciales, incluyendo la función del sistema nervioso y el desarrollo de vasos sanguíneos. Las semillas de girasol crudas proporcionan vitaminas B-1, B-3 y B-9. Cada onza de semillas crudas también contiene 9,9 miligramos de vitamina E, o el 66% de la ingesta diaria recomendada. La vitamina E ofrece una protección antioxidante, que mantiene libre de daños a los tejidos y también promueve la comunicación de las células sanas.

Consumir más semillas de girasol

Las semillas de girasol crudas añaden algo crujiente a tus ensaladas favoritas, arroja un puñado sobre una ensalada verde o úsalas para añadir más textura a las ensaladas de grano. Combina semillas de girasol crudas con un cuadrado de chocolate oscuro para un bocado tentador, o muele semillas de girasol crudas en la licuadora para una mantequilla de girasol natural que combina bien con pasteles de arroz o tostadas integrales. Si te sientes más aventurero, haz galletas sin hornear combinando las semillas de girasol crudas, frutos secos y dátiles en un procesador de alimentos. Presiona la mezcla resultante en moldes de mini magdalenas, refrigérala hasta que se asiente y luego almacénala en el congelador hasta que necesites un bocado sabroso pero sano.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por marcela carniglia