El valor nutricional de los nabos cocidos

Los nabos (turnips) han tenido un lugar en la dieta de los humanos desde hace tiempo, su consumo se remonta a los tiempos prehistóricos según el Alternative Field Crops Manual. El valor nutricional de tus nabos depende del método de cocción que elijas; si los hierves, tendrás una pérdida significativa de nutrientes, mientras que si lo cocinas al vapor hasta que simplemente estén tiernos te darán una comida con un gran contenido de nutrientes. Los nabos cocidos tienen pocas calorías, aproximadamente 50 calorías por porción y constituyen un agregado saludable para tu dieta porque contienen vitaminas y fibra.

Fibra que brinda saciedad

Los nabos, ya sea hervidos o al vapor, son una buena fuente de fibra. Consumir alimentos ricos en fibra te ayuda a seguir tu plan de dieta, ya que la fibra absorbe agua y te brinda saciedad. También te ofrece beneficios a largo plazo al disminuir tu riesgo de padecer trastornos digestivos, así como también enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. Una taza de puré de nabo hervido contiene 4.6 g de fibra, 18% de la ingesta diaria recomendada para mujeres y 12% de la recomendada para varones. Un nabo grande al vapor aporta 3.3 gramos de fibra, 12% y 85 de los valores diarios recomendados para mujeres y varones respectivamente.

Vitamina C

Los nabos cocidos también aumentan tu ingesta de vitamina C. La vitamina C promueve la salud de tu piel, promueve la formación de colágeno necesario para la fuerza de la piel y también aporta protección solar natural. Esta vitamina también ayuda a metabolizar los ácidos grasos y el colesterol y tiene un rol en la comunicación de las células cerebrales. Los nabos cocidos al vapor contienen más vitamina C por porción que los hervidos, 38 miligramos por porción comparados con 28 miligramos en los hervidos. Ambos tipos, sin embargo, aportan una considerable cantidad de los 75 miligramos recomendados para mujeres y 90 miligramos recomendados para hombres.

Vitamina B-6

Busca los nabos como fuente de vitamina B-6, también llamada piridoxina. Una dieta rica en vitamina B-6 mantiene la salud de tu sistema reproductor ayudando a sintetizar hormonas esteroides, la familia de hormonas que incluye a las hormonas sexuales estrógenos y progesterona. Esta vitamina también ayuda en la síntesis de ácidos nucleicos, las pequeñas subunidades que conforman el ADN, y promueve el funcionamiento de los glóbulos rojos. Una porción de nabos al vapor contiene 0.17 miligramos de vitamina B-6, o 13% de la ingesta diaria recomendada. El puré de nabos hervidos contiene ligeramente menos B-6, 0.15 miligramos por porción, o 12% de la ingesta diaria recomendada.

Consejos y sugerencias sobre porciones

Aunque los nabos son naturalmente bajos en grasas y calorías, esto no significa que carecen de sabor. Cubre ligeramente un nabo picado con aceite de oliva antes de cocinarlo al vapor, y distribúyelo sobre tu plato con gránulos de algas (kale) para agregar un sabor "salado" sin usar sal de mesa. Como alternativa, agrega romero (rosemary) seco o salvia (sage) a tu puré de nabos o hierve trozos de nabo con rodajas de zanahorias y haz un puré con ambas hortalizas para lograr una guarnición con un dulzor natural.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por paula santa cruz