Valor nutricional de la lechuga mantecosa

La lechuga mantecosa es conocida por sus hojas lisas, sueltas y tiernas. Debido a su delicadeza, esta lechuga suele ser mantenida en contenedores de plástico en las tiendas para protegerla de magulladuras accidentales. Útil en varios platos, la lechuga mantecosa es rica en nutrientes y puede ser fácilmente agregada a ensaladas, sándwiches y wraps. Las delicadas hojas pueden también usarse para envolver otros alimentos, creando un plato rico en nutrientes y con pocos carbohidratos.

Contenido de macronutrientes

Como las lechugas mantecosas suelen ser bastante pequeñas, puedes decidir usar toda la cabeza para hacer una ensalada. También puedes mezclar la lechuga con otro tipo de verduras o vegetales de hoja. Una porción de 1 taza de lechuga cortada contiene solo 21 calorías. Con menos de medio gramo de grasa, 3.63 g de carbohidratos, 0.74 g de proteína, 1.53 g de azúcares y solo 8 mg de sodio, la lechuga mantecosa es una opción baja en grasas, calorías y sodio pero que no deja de ser rica en otros nutrientes.

Fuente de vitamina A

Una porción de una taza de lechuga mantecosa cortada contiene 91 g de vitamina A. Como antioxidante, la vitamina A ayuda a tu cuerpo a protegerse a sí mismo del daño causado por toxinas ambientales y de también de los radicales libres. Esta vitamina es soluble en grasa y es necesaria para producir y mantener sanos la piel, los tejidos blandos, las membranas mucosas, los dientes y los huesos. Según MedlinePlus, la cantidad diaria recomendada de vitamina A en hombres de más de 14 años es de 900 microgramos, mientras que para las mujeres es de 700 microgramos.

La vitamina de la coagulación

La vitamina K, también conocida como la vitamina de la coagulación, es esencial para la formación de coágulos en tu sangre y para mantener huesos sanos y fuertes, especialmente en adultos mayores. La cantidad diaria recomendada de vitamina K se obtiene comúnmente de la dieta y las verduras de hoja como la lechuga mantecosa son ricas en esta vitamina. Una porción de 1 taza de lechuga mantecosa picada contiene más de 56 microgramos de vitamina K. Los adultos de más de 19 años deben consumir 90 microgramos por día.

Repleta de fósforo

El fósforo está presente en todas las células de tu cuerpo y, dada su prevalencia, constituye el 1% de tu peso corporal. Este nutriente se usa principalmente para producir y mantener huesos y dientes sanos. También ayuda a tu cuerpo a usar los carbohidratos y grasas, al funcionamiento de los riñones, a la contracción de los músculos, al latido normal del corazón y a las funciones nerviosas básicas. Una porción de 1 taza de lechuga mantecosa picada contiene 33 mg de fósforo. La cantidad diaria recomendada en adultos es de 700 mg.

Más galerías de fotos



Escrito por lana billings-smith | Traducido por mariana palma