El valor nutricional del trigo vs. maíz

El trigo y el maíz son los alimentos naturales vegetales que ofrecen una gran cantidad de valor nutricional. Puedes encontrar diferentes variedades de trigo y maíz. El trigo generalmente se somete a un proceso de molienda elaborada en la que gran parte del valor nutricional se elimina, mientras que el maíz puede variar en valor nutricional basado en especie y tamaño. A modo de comparación, los datos nutricionales se presentan sobre la base de las formas comunes de trigo duro y el maíz dulce amarillo y tamaño de las porciones se basan en el contenido de nutrientes por 100 g.

Valor energético

El valor energético de un alimento en particular puede ser medida por su contenido calórico. Las calorías son una medida de calor y proporcionan una indicación de la cantidad de energía que el alimento proporciona el cuerpo para alimentar su metabolismo y las actividades físicas. El trigo tiene una densidad de energía mucho más alta, con 339 calorías por 100 g frente a las 86 calorías por 100 g de maíz. La mayoría del peso en el maíz existe en forma de agua.

Carbohidratos

Tanto el trigo y el maíz obtienen la mayor parte de su valor calórico por su contenido de carbohidratos. El trigo, sin embargo, contiene alrededor de 71 g de carbohidratos por 100 g, mientras que el maíz contiene poco menos de 19 g. La mayoría de los adultos necesitan alrededor de 225 a 325 g de carbohidratos cada día para apoyar sus necesidades de energía.

Proteína

El trigo es una fuente significativa de proteína con aproximadamente 14 g por 100 g. Maíz, por otro lado, contiene 3,27 g de este macronutriente. Las proteínas desempeñan un papel central en el crecimiento y reparación de tejidos, y la mayoría de los adultos necesitan alrededor de 50 a 175 g de proteína al día para satisfacer sus necesidades nutricionales.

Grasa

El trigo contiene aproximadamente 2,5 g de grasa por 100 g, mientras que el maíz contiene 1,35 g. Tanto el trigo y el maíz son sustancialmente más altos en grasas no saturadas saludables que satura, y cada uno es libre de colesterol. La mayoría de los adultos necesitan alrededor de 44 a 78 g de grasa cada día, y la mayor parte de su consumo de grasas deben provenir de las grasas insaturadas, como las que se encuentran en el trigo y el maíz. Tanto el trigo como de maíz contienen grasas poliinsaturadas, que pueden ayudar a reducir el colesterol en la sangre y tienen un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular.

Minerales

El trigo es generalmente más alto en minerales que el maíz y ofrece mayores cantidades de hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre, manganeso y selenio. El aporte de minerales más importante del maíz, con base en los valores de ingesta adecuados recomendados establecidos por la Junta Directiva del Instituto de Medicina Alimentaria y Nutrición, es su contenido de potasio. El maíz contiene sólo pequeñas cantidades de otros minerales.

Vitaminas

El maíz ofrece una gama más amplia de vitaminas que el trigo, con cantidades moderadas a alta de vitamina C y vitaminas del grupo B y pequeñas cantidades de vitaminas A, E y K. El trigo es alto en la mayor parte del complejo de vitamina B, pero no contiene otras vitaminas, de acuerdo con la base de datos del USDA.

Más galerías de fotos



Escrito por graham ulmer | Traducido por sandra magali chávez esqueda