¿Cuál es el valor nutricional del pollo?

El pollo es una de las carnes más populares que se consumen ampliamente en los restaurantes y en casa. Esto puede ser en parte por el hecho de que el pollo contiene menos grasa que la carne de res o de cerdo y su sabor más suave complementa cualquier plato. El menor contenido de grasa en el pollo no es la única ventaja nutricional que ofrece; hay muchas vitaminas y minerales que hacen que sea una elección sabia como alimento.

Proteína

El componente nutricional más conocido del pollo es la proteína. Según NutritionData, un sitio web que muestra información nutricional de la USDA, una taza de pollo asado (sin grasa) contiene 38 gramos de proteína que es el 76 por ciento de la cantidad diaria recomendada.

Colina

La colina es una forma de lecitina, y de acuerdo con Linus Pauling Institute, protege al hígado del daño y de cambios en las células cancerosas, además de evitar que el colesterol se acumule en el hígado. Un estudio de Kansas State University muestra que cuando la lecitina y el colesterol se comen juntos, la lecitina bloquea la absorción del colesterol. Este es un beneficio añadido al comer pollo, ya que la misma taza de pollo asado mencionada contiene 105 miligramos de colesterol, pero también contiene colina.

Vitaminas

El pollo también está cargado con vitaminas, particularmente del grupo B como tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6 y ácido fólico. La concentración más alta de vitamina del complejo B es la niacina, llegando a 14.7 miligramos en una taza de pollo. Esto es 73 por ciento de la dosis diaria recomendada. La niacina aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno) y también ayuda a mantener la salud del sistema nervioso y el sistema digestivo. También es importante para la salud del cabello, los ojos y la piel. Todas las vitaminas del complejo B ayudan también ayudan a metabolizar las grasas. Otras vitaminas que se encuentran en el pollo en menor cantidad son las vitaminas A, E y K.

Minerales

El pollo contiene varios minerales que contribuyen a la salud del cuerpo. El selenio es el de mayor concentración, ya que en una taza hay 36.1 microgramos que es el 52 por ciento de la dosis diaria recomendada. De acuerdo con National Institutes of Health, el selenio es un antioxidante y se ha encontrado que reduce el riesgo de cáncer de próstata y puede mejorar el asma y los síntomas de la bronquitis. Otros minerales en el pollo son el fósforo, con 304 miligramos, que es 30 por ciento de la dosis diaria recomendada. En National Institutes of Health afirma que el fósforo trabaja con las vitaminas B para ayudar a los músculos a contraerse y ayuda a mantener la salud del corazón y los riñones. El magnesio, hierro, zinc, calcio, potasio y cobre se suman a los minerales vitales que se encuentran en el pollo. Con sólo 71 miligramos de sodio, menos de 1 de carbohidratos y 6 gramos de grasa, el pollo es una carne que puede beneficiar a casi cualquier dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por maria del rocio canales