Valor nutricional del kefir, el yogur y la leche

Los productos lácteos, como la leche, el yogur y el kefir, ofrecen muchos beneficios para la salud. Según la USDA, consumir productos lácteos ha sido relacionado a una mejor salud ósea, un riesgo menor de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2, y una menor presión sanguínea. Si eres intolerante a la lactosa, elegir formas cultivadas de lácteos podría ser preferible porque la mayoría o toda la lactosa es consumida por bacterias buenas para el estómago y por levadura cultivada.

Nutrientes básicos

La leche, el yogur y el kefir ofrecen altas cantidades de calcio, potasio y vitamina D. El calcio ayuda a tu cuerpo a desarrollar huesos y dientes fuertes, y colabora en mantener la masa ósea. El potasio promueve una presión sanguínea saludable mejorando la función de los riñones, reduciendo la posibilidad de coágulos de sangre y manteniendo los vasos sanguíneos abiertos. La vitamina D ayuda a tu cuerpo a mantener niveles apropiados de calcio y fósforo, necesarios para mantener huesos saludables.

Leche


Elige leche baja en grasas para reducir la cantidad de grasa saturada en tu dieta.

Para obtener todos los beneficios de la leche sin consumir demasiadas grasas saturadas, la USDA recomienda beber variedades bajas en grasa o sin grasa. Por ejemplo, una taza de leche de 2% contiene sólo 125 calorías mientras ofrece 8,53 gramos de proteína, 4,7 gramos de grasa y 12,18 gramos de carbohidratos. También ofrece 314 gramos de calcio, 397 gramos de potasio y 98 gramos de vitamina D.

Yogur


El yogur provee cultivos activos que promueven un estómago saludable.

Según US News, no todos los yogures son procesados del mismo modo. Comparado con el yogur estándar, el yogur griego es colado para retirar la mayoría de suero líquido, lactosa y azúcar, lo que le da una consistencia más cremosa y espesa. Brindando la misma cantidad de calorías y los cultivos activos saludables para el estómago, el yogur griego ofrece el doble de proteína y la mitad de azúcar, haciendo que sea una opción atractiva por sobre las variedades estándar. De hecho, una porción de 6 onzas de yogur natural griego ofrece 100 calorías, 17,32 gramos de proteína y sólo 6,12 gramos de carbohidratos. En esta misma porción, obtienes 187 gramos de calcio, 240 gramos de potasio y muchos cultivos activos que podrían incluir uno o más de los siguientes: S. Thermophilus, L. Bulgaricus, L. Acidophilus y Bifidus.

Kefir

Si eres intolerante a la lactosa, podrías probar el kefir. La lactosa es consumida por bacterias buenas para el estómago y por la levadura durante el proceso de fermentación. Este alimento cultivado rico en enzimas es una opción un poco más saludable que el yogur porque provee una fuente completa de proteínas y minerales esenciales y es una buena fuente de vitamina B. A diferencia del yogur, que contiene bacterias buenas transitorias, las bacterias en el kefir colonizan el tracto intestinal, haciendo que sea una selección excelente para los que han estado bajo tratamiento con antibióticos, o sufren desórdenes inmunológicos. Según Jillian Michaels, experta en salud y bienestar, 1 taza de kefir natural tradicional hecho con leche entera contiene 150 calorías, 8 gramos de grasa (5 de los cuales son saturada), 12 gramos de carbohidratos y de 8 a 11 gramos de proteína. Para reducir la cantidad de grasa y calorías, considera beber las variedades bajas en grasas.

Más galerías de fotos



Escrito por rowena portch | Traducido por maría marcela mennucci