El valor nutricional del calabacín

Al igual que otras calabazas de verano (summer squashes), el calabacín es una verdura saludable y sabrosa que puedes añadir a todos los distintos tipos de platillos. Puedes usarlo en una salsa para pasta, añadirlo a un guiso u hornearlo en dulces hogazas de pan rápido. Debes consumir el calabacín con su corteza siempre que sea posible, ya que la corteza contiene mucho de su valor nutritivo.

Calorías, grasa y colesterol

El calabacín tiene muy pocas calorías debido a su alto contenido de agua. Un calabacín crudo mediano (196 g) con su piel contiene solamente 31 calorías, de acuerdo a la revista "Self". Ese mismo calabacín tiene 0 g de grasa y 0 mg de colesterol. Si estás intentando reducir tu consumo de calorías, grasa o colesterol, el calabacín es una excelente opción.

Carbohidratos, fibra y proteína

"Self" reporta que un calabacín crudo mediano con su piel proporciona solamente 7 g de carbohidratos. De esos carbohidratos, 2 g son de fibra dietética, lo que representa el 9 por ciento de tu valor diario recomendado de fibra. Otros 3 g provienen de los azúcares. El calabacín también contiene 2 g de proteína. Por lo tanto, al consumir este vegetal obtienes los beneficios de su fibra y sus proteínas.

Vitaminas

Un calabacín crudo mediano, incluyendo su piel, te proporciona el 56 por ciento de tu valor de vitamina C diario recomendado. También ofrece el 11 por ciento de tu valor diario de vitamina K, el 16 por ciento de riboflavina, 21 por ciento de vitamina B-6 y 14 por ciento de ácido fólico. Otras vitaminas presentes en cantidades menores son la vitamina A, vitamina E, tiamina, niacina y el ácido pantoténico.

Minerales

Esta calabaza verde de verano es particularmente rica en los minerales potasio y manganeso. Un calabacín crudo mediano con su piel te proporciona el 15 por ciento de tu valor diario recomendado de potasio y el 17 por ciento de manganeso. Posee el 8 por ciento de tu valor diario de magnesio, 7 por ciento de fósforo, 5 por ciento de cobre y cantidades más pequeñas de calcio, hierro, sodio, zinc y selenio.

Selección y almacenamiento

El calabacín está disponible todo el año en Estados Unidos, pero es especialmente abundante en el verano. El CDC recomienda seleccionar calabazas que se sientan relativamente pesadas para su tamaño; esto indica que la textura interior es buena. La piel debe ser brillante y firme. Si refrigeras calabacín fresco en bolsas de plástico podrás conservarlo durante una semana aproximadamente.

Más galerías de fotos



Escrito por elisabeth dahl | Traducido por juliana star