Valor nutricional de las almejas enlatadas

Las almejas se pueden comprar frescas, congeladas o enlatadas, lo que las hace más accesibles durante todo el año. Como una fuente de proteínas baja en grasas, las almejas se pueden agregar a platos de pasta, sopas y guisados para aumentar el contenido de proteínas y agregar un toque diferente a tus comidas. Las almejas son una buena fuente de varios nutrientes, incluidos hierro, vitamina B12 y vitamina C.

Calorías, proteínas y grasas

Una porción de 1 taza de almejas escurridas, que pesa 160 gramos, contiene 237 calorías. De éstas, solo 28 calorías son grasas, ya que la porción contiene 3 gramos de grasas totales, que representan menos del 5 por ciento del consumo diario de una dieta de 2,000 calorías por día. No obstante, este tamaño de porción de almejas tiene 107 miligramos de colesterol, que es más de un tercio del valor diario. El mismo tamaño de porción de almejas escurridas también contiene 41 gramos de proteínas.

Vitaminas y minerales

Un porción de 1 taza de almejas tiene 35.4 miligramos de vitamina C, que es el 59 por ciento del valor diario para una dieta de 2,000 calorías. La misma porción también tiene 158 microgramos de vitamina B12, más del 100 por ciento del valor diario, y casi 1 miligramo de riboflavina, un miembro del complejo de vitaminas B12, casi el 40 por ciento del consumo diario recomendado. La misma porción de almejas enlatadas contiene casi el 250 por ciento de de tu requerimiento diario de hierro, con 44,7 miligramos. También es rica en fósforo, con 541 miligramos, 8 el 54 por ciento del requerimiento diario, y potasio, con 1,005 miligramos por porción, que representa el 29 por ciento de las necesidades diarias.

Contaminantes de los mariscos

El Environmental Defense Fund señala que la recolección y producción de almejas causa poco daño ecológico y son bajas en mercurio y otros contaminantes, lo que las hace una opción de mariscos segura. La organización establece que todas las personas pueden consumir cuatro o más pociones de almejas por semana. Aunque saludables y nutritivos, algunos otros mariscos tienen altos contenidos de tóxicos contaminantes debido a sus condiciones de vida y cría. Los contaminantes comunes incluyen mercurio, plomo, pesticidas como el DDT y químicos industriales.

Incluir almejas enlatadas en tu dieta

Las almejas enlatadas se pueden comprar en muchos supermercados y por lo general son precocidas. Simplemente escurre la alta y agrega las almejas a salsas, sopas o guisados. Un plato común a base de almejas es la salsa, donde las almejas se agregan a la salsa de la pasta, o crema de almejas. La salsa para pasta puede ser roja, a base de tomate, o blanca. Agrega las almejas enlatadas al final de la cocción para evitar que se cocinen en exceso. Las almejas enlatadas se envasan con sodio, por lo que es mejor agregar sal al terminar el plato para evitar excederte. Una porción de 1 taza de almejas escurridas contiene 179 miligramos de sodio, o el 7 por ciento de tu valor diario.

Más galerías de fotos



Escrito por marie dannie | Traducido por maria eugenia gonzalez