La nutrición y los tirones musculares

Los tirones musculares, también llamados distensiones musculares, ocurren cuando las fibras se extienden más allá de su rango de movimiento. Además del calentamiento y estiramiento antes de un entrenamiento, una nutrición adecuada puede ayudar a prevenir y sanar tensiones musculares. Una dieta balanceada que incluya ciertos nutrientes puede ayudar a reparar las fibras del tejido muscular roto; sin embargo, una lesión muscular seria puede requerir atención médica.

Tensiones musculares

Las tensiones musculares son lesiones comunes por el sobre estiramiento o desgarro de las cuerdas de tejido en los músculos o tendones. Este tipo de lesión puede ocurrir durante un movimiento repentino y abrupto o con el tiempo a través de movimientos repetitivos como en los deportes. Los síntomas de la tensión muscular incluyen dolor, espasmo muscular, hinchazón y movimiento limitado. Algunos nutrientes juegan un papel importante en la curación de tus tirones musculares.

Proteínas

Los aminoácidos que constituyen las proteínas son los bloques de construcción del tejido muscular. Las proteínas ayudan a reconstruir el tejido muscular dañado y construyen nuevo tejido muscular. Una ingesta inadecuada de proteínas puede disminuir el crecimiento de tus músculos y producir fatiga muscular. El Institute of Medicine recomienda que los adultos consuman entre el 10 y el 35% de su ingesta dietética en forma de proteína. Entre las buenas fuentes de proteínas se encuentran las carnes magras, aves, pescado y fríjoles.

Vitaminas

La vitamina A ayuda a reparar tejidos, siendo este un nutriente importante para la curación del músculo. El Institute of Medicine recomienda que los hombres adultos consuman 900UI de vitamina A y las mujeres consuman 700 UI de vitamina A al día. La vitamina C es esencial para la producción de colágeno, una sustancia importante que permite a tus células formar nuevos tejidos. Además de la curación de los músculos y tendones lesionados, esta vitamina ayuda a fortalecer tus huesos y otros tejidos. Entre los alimentos que contienen vitamina C se encuentran las frutas cítricas, tomates, espinacas y brócoli.

Minerales

Varios minerales ayudad a la recuperación muscular. Tus células requieren hierro para ayudarlas a obtener oxígeno y eliminar dióxido de carbono. Este mineral ayuda a tu cuerpo a producir mioglobulina, un elemento importante para la salud muscular. Las cantidades recomendadas de hierro son de ocho miligramos para los hombres y de 15 miligramos para las mujeres. Las fuentes naturales de hierro incluyen la carne de puerco, lentejas, huevos, granos y la col rizada. El magnesio es un mineral que ayuda a tu cuerpo a utilizar la proteína. Este ayuda a mantener el tono muscular, y puede afectar su habilidad para contraerse y relajarse. El Institute of Medicine recomienda que los hombres adultos consuman al menos 400 miligramos y las mujeres al menos 310 miligramos de magnesio al día.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por karly silva