Nutrición para sanar las heridas de la piel

Si no estás seguro de cómo tratar las heridas de tu piel naturalmente, habla con un nutricionista registrado.

Si no estás seguro de cómo tratar las heridas de tu piel naturalmente, habla con un nutricionista registrado.

La nutrición juega un papel importante en la curación de las heridas de la piel. Para poder sanar, el cuerpo necesita una cantidad elevada de calorías y proteínas, así como ciertos nutrientes como la vitamina A y C y a veces zinc. Algunas heridas son peores que otras, así que asegúrate de hablar con tu doctor acerca de qué tan profunda sea la herida y consulta con un nutricionista registrado los requerimientos diarios de nutrientes.

Cierra la herida con calorías


Una comida con las calorías adecuadas es necesaria para acelerar la curación de la herida.

Cuando la herida sana tu cuerpo quema las calorías extras. Consumir calorías extras puede justificarse. La meta es alrededor de 11.5 a 16 calorías por libra de peso corporal por día. Si tienes sobrepeso o eres obeso debes utilizar una meta más baja. Si estas debajo del peso promedio debes lograr llegar al número más alto. Por ejemplo, una persona que pese 110 libras debe consumir cerca de 1.750 calorías por día para ayudar a sanar una herida. Comer la cantidad correcta de calorías para tu cuerpo te dará energía que necesitas para ayudar a acelerar el proceso de curación.

Llénate de proteínas


Consume más comidas altas en proteínas como el yogur griego.

La proteína es esencial para mantener y reparar el tejido corporal. Consumir una dieta alta en proteínas puede ser necesario para acelerar la curación de una herida. Las guías de The Agency od Health Care and Policy Research, recomiendan para el tratamiento de las úlceras de 0.4 a 0.6 gramos de proteína por libra de peso corporal al día. Una úlcera profunda quizá necesite más. Agrega tofu a los batidos, yogur griego a las salsas y proteína en polvo a las bebidas para conseguir un requerimiento más alto de lo normal. Consume más comidas altas en proteínas como las aves, pescado, carne, huevos, yogur griego y tofu.

No olvides las vitaminas


Prueba incluir todos los días las comidas ricas en vitaminas, como la espinaca.

La vitamina C juega un papel importante en la síntesis del colágeno y en el fortalecimiento del sistema inmunológico. La vitamina A también estimula la síntesis del colágeno y responde rápido a la inflamación. Tomar un multivitamínico diario puede ayudar a introducir estas vitaminas en tu dieta, pero también debes intentar conseguirlas a través de las comidas. La espinaca, batata y las zanahorias son ejemplo de comidas ricas en vitamina A. Las comidas con una excelente fuente de vitamina C incluyen la papaya, chiles pimientos (bell peppers), fresas (strawberries) y brócoli. Intenta incluir estas comidas vitaminadas a diario mientras te recuperas de una herida en la piel.

Cúralo con zinc


La carne roja no solo es rica en zinc sino que también en proteínas.

El zinc es un mineral encontrado en pequeñas cantidades dentro del cuerpo que también estimula la formación del colágeno. No utilices suplementos a menos que te lo indique el doctor, ya que tomar zinc puede dejarte bajo en cobre. Si quieres consumir más comida rica en zinc intenta consumir huevos, carne, aves, leche, pescado y mariscos.

Más galerías de fotos



Escrito por carlye waxman | Traducido por alejandra rojas