La nutrición de la raíz de taro

Tal vez has visto la raíz de taro en el pasillo de bocadillos de tu tienda de comestibles, promocionada como una alternativa más sana a la patata frita. Pero la raíz de taro es más que una fritura. De hecho, es un alimento básico en la dieta hawaiana nativa y se utiliza para hacer el tradicional plato cremoso, púrpura conocido como poi. La raíz de taro es un vegetal bajo en calorías, con almidón que está lleno de nutrientes.

Elección alimenticia de bajas calorías

Comparada con otros vegetales como el brócoli, la raíz de taro es un poco más alta en calorías, pero aun así un alimento en general bajo en calorías. Una porción de 1/2 taza de raíz de taro crudo contiene 55 calorías. Incluir más alimentos bajos en calorías como la raíz de taro en tu dieta puede ayudar a reducir la ingesta de calorías, lo que puede ayudarte a perder peso o mantener un peso saludable.

Carbohidratos y fibra saludables

Como vegetal de almidón, la raíz de taro contiene más carbohidratos que otros tipos de verduras. Mientras que esto puede hacerte pensar dos veces sobre la adición de raíz de taro a tu dieta, cuando se trata de la elección de carbohidratos, la calidad es importante. Y como fuente de fibra, vitaminas y minerales esenciales, la raíz de taro es una elección de carbohidratos saludable. Una porción de 1/2 taza de raíz de taro crudo contiene 14 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra.

Muy baja en proteínas y grasa

La raíz de taro no es una buena fuente de proteína o grasa, con 1 gramo de proteína y cantidades insignificantes de grasas en una porción de 1/2 taza. Necesitas proteínas y grasas en tu dieta para que tu cuerpo funcione correctamente, pero siempre y cuando comas una variedad de alimentos, debes ser capaz de satisfacer tus necesidades diarias. En general, necesitas 10 a 35 por ciento de las calorías provenientes de las proteínas y 20 a 35 por ciento de las calorías provenientes de la grasa.

Proporciona vitaminas y minerales

La raíz de taro no es una fuente significativa de cualquier nutriente excepto el potasio, pero sí contiene ácido fólico, vitamina C y una pequeña cantidad de calcio. El potasio, el ácido fólico y el calcio son nutrientes de preocupación, según el U.S. Departemt of Agriculture, lo que significa que muchos estadounidenses no están recibiendo suficiente de ellos en su dieta. Aumentar el potasio en tu dieta puede ayudar a bajar la presión arterial al disminuir los efectos del sodio. Todas las mujeres en edad fértil necesitan aumentar la ingesta de ácido fólico para prevenir defectos del tubo neural. Una ingesta adecuada de calcio es esencial para la salud ósea. La vitamina C puede no ser un nutriente de preocupación, pero como antioxidante te protege contra el daño de los radicales libres y el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por maria del rocio canales