Nutricion y plan de comidas para las personas mayores

Si se hace mucho hincapié en la obesidad y la nutrición infantil, es fácil olvidar el segmento mayor de la población y sus necesidades. Las personas mayores en muchos casos tienen necesidades nutricionales únicas y se debe tener un cuidado especial para asegurarse de que obtengan los nutrientes que necesitan.

Plan alimenticio


Planea menúes incluyendo muchas frutas y verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y carnes magras.

Las personas mayores necesitan una combinación equilibrada de alimentos para ayudar a satisfacer sus necesidades nutricionales. Planea los menúes incluyendo muchas frutas y verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y carnes magras. Come con regularidad durante todo el día y no te saltees las comidas. Si estás aburrido de comer las mismas cosas una y otra vez, cambia la rutina invirtiendo el orden de las comidas o prueba nuevos sabores agregando hierbas suaves o especias en la comida. En cada comida trata de lograr una combinación de tres colores diferentes en tu plato para obtener una variedad saludable.

Nutrientes importantes


Comer granos enteros, nueces y verduras de colores te daran los nutrientes que necesitas.

El desafío para una persona mayor es conseguir el mismo valor nutricional de los alimentos como lo hizo cuando era joven pero con menos calorías. Los alimentos ricos en nutrientes como las frutas y las verduras son las que hacen que esto sea posible. Algunos nutrientes importantes para esta edad son la vitamina D, las proteínas, el calcio para los huesos y los músculos, la vitamina C, la vitamina E, la luteína y el betacaroteno para la degeneración macular. Comer granos enteros, nueces y verduras de colores te darán lo que necesitas. El zinc también es importante y puede ser encontrado en las carnes, los huevos y los mariscos. El agua es uno de los elementos más importantes para incluir. A medida que envejeces tu percepción de la sed disminuye, lo que puede dar lugar a la deshidratación y más tensión en los riñones. Bebe agua durante todo el día, aunque no se tengas sed.

Cambios en el estilo de vida


Come según el nivel de actividad o aumenta la actividad diaria, si quieres comer la misma cantidad de alimento.

Al experimentar diferentes cambios sensoriales en el oído, el gusto, la vista y el olfato, el gusto por la comida puede cambiar también. Toma en cuenta estos cambios y modifica tus hábitos alimenticios para mantener un equilibrio saludable. Por ejemplo, si tienes dentadura postiza y tienes problemas con los alimentos más duros, debes hervirlos o hacerlos al vapor, la cocción durará un poco más y obtendrás la fibra que necesitas. Come según el nivel de actividad o aumenta la actividad diaria, si quieres comer la misma cantidad de alimento.

Consideraciones


Para cualquier anciano que desee crear un plan de alimentos y cambiar la nutrición, es importante consultar con el médico primero

Para cualquier anciano que desee crear un plan de alimentos y cambiar la nutrición, es importante consultar con el médico primero. Tu estado de salud específico puede influir en qué alimentos puedes y no puedes incluir en tu dieta. Por ejemplo, con enfermedad renal tus niveles de proteína cambiarán; con diabetes, tus niveles de azúcar fluctúan. También es necesario determinar cómo los medicamentos pueden influir en los nutrientes que consumas.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por jose fortunato