Nutrición para piernas cansadas

Tu dieta y tu nutrición pueden impactar en tu cuerpo en formas en que no creías posible. Ciertas vitaminas y minerales ayudan a que tus músculos se muevan, a que los huesos permanezcan fuertes y a regular el suministro de agua de tu cuerpo. Si tu nutrición ha sido relegada, puedes experimentar efectos secundarios como cansancio o inquietud en las piernas, debilidad muscular o incluso fragilidad ósea.

Deficiencia de vitamina D

Si tus piernas se sienten cansadas y debilitadas, puede ser un síntoma de deficiencia de vitamina D, según el American Journal of Clinical Nutrition. Una deficiencia de esta vitamina puede hacer que tus piernas se sientan pesadas, se cansen fácilmente y tengas debilidad muscular generalizada. Tu cuerpo puede fabricar su propia vitamina D exponiéndose al sol. De forma alternativa, puedes obtenerla de fuentes dietarias como peces grasos, leche, cereales y otros alimentos formulados con vitamina D. Los adultos deben consumir 200 UI por día, pero puede ser posible desarrollar deficiencia si no vives en un ambiente soleado o cuando envejeces, ya que tu cuerpo no puede producir tanta vitamina como antes. Pide a tu médico que evalúe tus niveles de vitamina D y habla con él sobre la posibilidad de tomar un suplemento.

Deficiencia de hierro

No recibir el hierro suficiente puede hacer que tus piernas se sientan cansadas, informa HelpGuide.org. Una deficiencia de hierro puede causar el síndrome de piernas inquietas. Uno de los síntomas es la sensación de cansancio y pesadez en las piernas. Esto suele suceder cuando estás recostado o descansando y generalmente te afecta solamente cuando duermes, pero también puede darse mucho más temprano durante el día, dependiendo de tu deficiencia. Tus piernas pueden también sentir una sensación de picazón u hormigueo. Estos síntomas suelen ser aliviados caminando algunos minutos o estirando bien las piernas, pero pueden regresar ni bien vuelves a acostarte.

Comer en exceso

Comer en exceso puede hacer que desarrolles sobrepeso u obesidad. Estas libras adicionales pueden hacer que tus piernas se cansen fácilmente y sientas pesadez. El exceso de peso puede también generar estrés en tus músculos y desgastar los cartílagos entre los huesos, como el espacio que rodea a tu rótula. Un cartílago roto o tener huesos frotándose entre sí puede ser muy doloroso. El sobrepeso puede también causar artritis en tus huesos, u osteoartritis, según TeensHealth. Cambiar tu dieta para incluir alimentos más nutritivos en vez de comida chatarra puede ayudarte a perder peso y tener más energía. Opta por cereales integrales, frutas y vegetales. Estos alimentos tienen menos calorías que las comidas rápidas y chatarra como papas fritas, galletas y tortas. Los alimentos sanos tienen además un mayor valor nutricional y son más fáciles de digerir que las comidas procesadas.

Consideraciones

No dudes en hablar con tu médico si sientes las piernas cansadas. Tener esta sensación no es algo para reírse ya que puede indicar alguna condición subyacente seria. Si tu dieta está llena de alimentos nutritivos, puedes tener una lesión en alguna parte de tu pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por derek buckner | Traducido por mariana palma