Nutrición de hígado de pollo

Como mucha gente, tal vez tú nunca has comido el hígado de pollo. A menudo utilizado en el paté, el hígado de pollo también puede ser frito para una comida rica en hierro y proteínas. Una porción de 100 g de hígado de pollo proporciona más de la mitad de la ingesta dietética de referencia, o DRI, para el hierro. Las ingestas dietéticas de referencia son cantidades diarias de cada nutriente recomendadas.

Calorías y proteína

Una porción de 100 g, que es alrededor de 3,5 oz, de hígado de pollo frito contiene 172 calorías, más de 100 de las cuales provienen de las proteínas. Una porción de hígado de pollo contiene 25,8 g de proteína, que proporciona más del 40 por ciento de la DRI para la proteína. El hígado de pollo es una proteína completa, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, que son los que el cuerpo no puede producir.

Aminoácidos

El hígado de pollo no sólo contiene todos los nueve aminoácidos esenciales, también contiene grandes cantidades de muchos de estos aminoácidos. De acuerdo a las recomendaciones de la World Health Organization para un adulto de 175 lb, una porción de hígado de pollo proporciona más del 100 por ciento del requerimiento mínimo diario de fenilalanina. La fenilalanina asiste en la producción de la dopamina y la norepinefrina, que son neurotransmisores que afectan el estado de ánimo y la memoria. Una porción de hígado de pollo también proporciona más de 50 por ciento de la exigencia de todos los otros aminoácidos esenciales.

Grasa y colesterol

Una porción de hígado de pollo contiene 6,4 g de grasa, 2 g de los cuales son grasas saturadas. Esto es menos del 10 por ciento de la cantidad máxima recomendada de grasa y grasa saturada para un adulto que consume 2.000 calorías por día. Sin embargo, el hígado de pollo no puede seguir siendo una opción saludable si estás en riesgo de enfermedades del corazón, ya que una porción contiene 564 mg de colesterol, que es casi el doble de la cantidad máxima recomendada. El colesterol debe ser ingerido en cantidades limitadas, ya que puede conducir a la placa en las paredes arteriales.

Hierro y otros minerales

A pesar de que los hígados de pollo no pueden ser una opción nutritiva para las personas con enfermedades del corazón, es posible que lo elijas para comer por su alto contenido en minerales, especialmente si eres deficiente en hierro. Una porción de hígado de pollo proporciona más de 100 por ciento de la DRI para los hombres y 72 por ciento para las mujeres. El hierro es esencial para la formación de hemoglobina, que transporta oxígeno a través del cuerpo. Una porción de hígado de pollo también suministra 63 por ciento de la DRI de fósforo, más de 50 por ciento de cobre, más de 30 por ciento de zinc y más de 100 por ciento de selenio.

Vitaminas

Los hígados de pollo también suministran grandes cantidades de vitaminas. Una porción abastece más del 100 por ciento de la DRI de la vitamina A y cuatro de las vitaminas del grupo B; ácido fólico, ácido pantoténico, riboflavina y vitamina B12. Una porción también proporciona más del 50 por ciento de la DRI para la colina, la vitamina B6 y niacina, que también son vitaminas B solubles en agua. La vitamina A apoya los ojos y el sistema inmunológico. Las Vitaminas B ayudan en la salud del sistema nervioso, el hígado, el cerebro y los músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa thompson | Traducido por roberto garcia de quevedo