La nutrición del ganado alimentado con pasto vs. el ganado alimentado con maíz

Si estás tratando de seguir una dieta saludable, puedes haber considerado renunciar a la carne debido a su alto contenido de grasa saturada y de su reputada contaminación con esteroides y antibióticos. Pero si eres un carnívoro devoto, no te desanimes. El ganado alimentado con pastos ofrece una alternativa de bajo contenido de grasa saludable, del estándar alimentado con maíz.

Ganado alimentado con pasto

Al ganado alimentado con pasto, se le permite pastar en los pastos durante toda su vida. Antes de la Segunda Guerra Mundial, todos los bovinos de carne en Estados Unidos eran alimentados con pasto, según un informe de la PBS "Frontline". Hoy, sin embargo, la mayoría del ganado disfruta sus primeros 6 a 12 meses de pastoreo y los últimos 60 a 120 días en corrales de engorde, donde son engordados con cereales, principalmente maíz. Debido a la temporada de crecimiento relativamente corta en América del Norte, la mayoría de la carne vacuna alimentada con pasto, consumida en los Estados Unidos, se importa de Australia o Nueva Zelanda, de acuerdo con la Cattlemen's Beef Board (Junta de Ganaderos).

Pasto vs. maíz

La práctica de la alimentación de maíz para el ganado en las semanas antes del matadero es motivada económicamente. El ganado alimentado intensivamente madura más rápidamente que el ganado de pastoreo, sobre todo cuando se trata con antibióticos y hormonas. Si bien los animales alimentados con pasto son sujetos a los patrones de crecimiento de temporada, los animales de la ganadería intensiva pueden ser traídos a la madurez durante todo el año, lo que hace que la carne proveniente del ganado alimentado con maíz sea más efectivo en términos de costos y más rentable de producir, y por lo tanto menos costoso para los consumidores. Más del 50% del maíz cultivado en los Estados Unidos alimenta al ganado, según un informe de marzo de 2006 por la Union of Concerned Scientists.

Ventajas nutricionales del ganado de pastoreo

El ganado alimentado con pastos ha demostrado tener ventajas nutricionales sobre el alimentado con maíz. Un estudio publicado en la edición de marzo de 2010 de "Nutrition Journal" mostró que el ganado alimentado con pasto tiene niveles más altos de ácidos grasos omega-3, de ácido linoleico conjugado, de vitaminas A y E y de antioxidantes que combaten el cáncer, que la carne alimentada con maíz. Los investigadores sugirieron que carne de vacuno alimentado con grano podría servir como un sustituto viable para el pescado o pollo sin piel para reducir el colesterol sérico. El ganado alimentado con pastos tiene la mitad a un tercio menos de grasa, y es más baja en calorías que la carne de vacuno alimentado con maíz.

Otros factores de la salud

Además de ser más alta en grasas saturadas y calorías, la carne alimentada con maíz puede tener otros efectos perjudiciales para la salud. Para acelerar el crecimiento, este ganado es suministrado con esteroides anabólicos, las mismas drogas hormonales que usan los culturistas y atletas, de manera ilegal, para aumentar el tamaño del músculo. El ganado intensivo es más propenso a enfermarse por las condiciones de hacinamiento en los corrales, y son más propensos a ser tratados con antibióticos antes del matadero. Las huellas de los antibióticos a menudo permanecen en la carne que consumes, y podría hacerte más resistente al tratamiento de antibióticos cuando te enfermas. Los esteroides en la carne pueden alterar el equilibrio hormonal, y pueden provocar un desarrollo sexual prematuro en los niños.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por sofia loffreda