¿Cuál es la nutrición en los cocos y qué hace para el cuerpo?

Las personas a menudo usan coco secos para agregar sabor a sus platos dulces y salados, ya que es más fácil de usar y más fácil de conseguir que el coco fresco. El coco es una buena fuente de fibra y ciertos minerales, pero también tiene un alto contenido en grasas saturadas. El tipo de grasa saturada que contiene, sin embargo, puede ser más saludable que otros tipos de grasa saturada.

Contenido calórico y de macronutrientes

Un pedazo de 2 pulgadas por 2 1/2 pulgada (5 por 6,3 cm) de crudo fresco tiene 159 calorías, 1.5 gramos de proteína, 6.9 gramos de hidratos de carbono y 15.1 gramos de grasa, incluyendo 13.4 gramos de grasa saturada, o 67 por ciento del valor diario . Una onza (28 gr) de coco seco sin azúcar tiene 185 calorías, 1.9 gramos de proteína, 6.6 gramos de hidratos de carbono y 18.1 gramos de grasa, incluyendo 16 gramos de grasa saturada. El coco seco azucarado proporciona 128 calorías, 0.9 g de proteínas, 14.5 gramos de hidratos de carbono y 7.8 gramos de grasa, incluyendo 7.4 gramos de grasa saturada por onza. El coco seco sin azúcar contiene menos agua que el azucarado, por lo que tiene más calorías por onza.

Contenido de micronutrientes y fibra

El coco proporciona cantidades significativas de fibra, manganeso y cobre. La fibra ayuda a reducir el riesgo de colesterol y las enfermedades del corazón, el manganeso ayuda a sanar las heridas y formar huesos fuertes, y el cobre ayuda a formar glóbulos rojos y mantener tu sistema inmunológico saludable. El coco crudo tiene un 16 por ciento del DV por la fibra, el 34 por ciento del DV por el manganeso y el 10 por ciento del DV por el cobre por porción. Una porción de coco seco sin azúcar proporciona el 18 por ciento del DV por la fibra, el 38 por ciento del DV por el manganeso y el 11 por ciento del DV por el cobre, y una porción de coco seco azucarado contiene 11 por ciento del DV por la fibra, 13 por ciento de DV por el manganeso y el 4 por ciento del DV por el cobre.

Coco y colesterol

Consumir altas cantidades de grasas saturadas puede aumentar la lipoproteína de baja densidad, o colesterol malo, y el riesgo de enfermedades cardíacas. La grasa saturada en productos de origen animal se compone principalmente de triglicéridos de cadena larga, pero la grasa saturada en el aceite de coco se compone principalmente de triglicéridos de cadena media, que pueden proporcionar beneficios para la salud. En un estudio publicado en el "Diario Asia Pacifico de Nutrición Clínica" en 2011, las personas que consumen más aceite de coco tienen niveles más altos de lipoproteína de alta densidad, o colesterol bueno, en comparación de aquellos que no usaron tanto cantidad de aceite de coco. Sólo el aceite de coco virgen tiene este efecto ya que el aceite de coco refinado contiene grasas trans, lo que aumenta el nivel de colesterol LDL mientras que disminuye el nivel de colesterol HDL.

El tema del azúcar

El coco crudo y el coco seco sin azúcar contienen solamente de 2 a 3 gramos de azúcar por porción. El coco seco azucarado, sin embargo, tiene 10,3 gramos por porción. El consumo excesivo de azúcar añadido puede aumentar el riesgo de obesidad y enfermedades del corazón, de acuerdo con la Asociación Norte Americana del Corazón, que recomienda a las mujeres que limiten los azúcares añadidos a 25 gramos por día y los hombres a 37,5 gramos

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por cinthia perez