Nutrición de las cebollas rojas versus la de las cebollas blancas

Pueden hacer que derrames algunas lágrimas, pero a los estadounidenses definitivamente les gustan sus cebollas, ya que consumieron 20 libras por persona en el 2009, según la National Onion Association. Eso es 8 libras más desde 1982. Las dos cebollas rojas y blancas son dulces y suaves y hacen adiciones sabrosas a una variedad de platos, tanto crudos como cocinados. Cuando se trata de nutrición, la cebolla roja ligeramente le gana a la cebolla blanca.

No hay mucha diferencia en calorías

Cuando se trata de calorías, tanto la cebolla roja como la blanca crean opciones bajas en calorías. Una porción de 100 gramos de cebolla roja cruda contiene 37 calorías, mientras que la misma porción de cebolla blanca contiene 42 calorías. Incluir alimentos más bajos en calorías, como la cebolla roja y la blanca en tu dieta puede ayudarte a mantener las calorías bajo control, lo cual te ayuda a controlar el peso.

Comparación de la fibra

La cebolla roja, con 2 gramos de fibra por porción de 100 gramos, es una fuente ligeramente mejor de fibra que la cebolla blanca, con 1,2 gramos de fibra en la misma porción. Aunque ninguna cebolla es particularmente alta en fibra, ambas pueden ayudarte a satisfacer tus necesidades diarias de 14 gramos por cada 1.000 calorías consumidas, o 28 gramos en una dieta de 2.000 calorías. Los estadounidenses sólo cumplen alrededor de la mitad de sus necesidades recomendadas de fibra, según un artículo publicado en la "Nutrition Review" en el año 2009. Obtener más fibra en tu dieta reduce significativamente el riesgo de enfermedades del corazón, la diabetes, la presión arterial alta, la obesidad y el derrame cerebral.

Un vistazo a las vitaminas y a los minerales

Tanto las cebollas rojas como las blancas son una buena fuente de vitamina C, cumpliendo más del 10 por ciento del valor diario en una porción de 100 gramos. La vitamina C es una vitamina soluble en agua esencial que tu cuerpo necesita para producir colágeno, el cual es una proteína que ayuda a la cicatrización de heridas, y apoya la salud inmunológica. También es un antioxidante que ayuda a limitar el daño de los radicales libres de tu cuerpo. Además de la vitamina C, tanto la cebolla roja como la blanca cumple con el 2 por ciento de tu valor diario de calcio y la cebolla roja cumple el 2 por ciento del valor diario de hierro.

El color marca la diferencia

Tanto la cebolla roja como la blanca contiene el flavonoide quercetina, un antioxidante que puede protegerte de las enfermedades del corazón, de los derrames cerebrales y de ciertos tipos de cáncer. La concentración de los flavonoides es mayor en las capas externas secas que en las capas internas de la cebolla. La cebolla roja tiene una mayor cantidad de quercetina que la cebolla blanca, según la National Onion Association.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por erick montesdeoca