Nutrición de la carne de cangrejo de imitación

Si buscas una alternativa a la carne de cangrejo enlatada, y no quieres pasar horas sacando la carne de las conchas del cangrejo, podrías recurrir a la carne de cangrejo de imitación para tus recetas. Hecho de pescado blanco, la carne de cangrejo de imitación pasa a través de un procesamiento para que se aproxime el sabor del cangrejo real. Aunque tiene algunas ventajas nutricionales, la carne de cangrejo de imitación también contiene edulcorantes y sodio, así que debes consumirla con moderación.

Macronutrientes y calorías

El cangrejo de imitación es relativamente bajo en calorías, incluso una generosa porción de 6 onzas contiene sólo 162 calorías, 8 por ciento de la ingesta diaria en una dieta de 2,000 calorías. Casi dos tercios de las calorías provienen del contenido en carbohidratos, y cada porción contiene 25,5 gramos de carbohidratos totales, incluyendo 0.8 gramos de fibra dietética. Consumir 6 onzas de cangrejo de imitación también aumenta tu ingesta de proteína con 13 gramos. Tus células utilizan proteínas para reparar los tejidos dañados, sintetizar hormonas importantes para la salud y hacer las enzimas necesarias para el metabolismo celular. El cangrejo de imitación es bajo en grasa, con menos de un gramo por porción.

Contenido de vitaminas

Comer cangrejo de imitación aumenta tu consumo de vitaminas, especialmente el consumo de vitamina B-6 y B-12. Ambas vitaminas desempeñan un papel en la salud de tu sistema nervioso, porque te ayudan a fabricar neurotransmisores, sustancias químicas que facilitan la comunicación de las células nerviosas. Ambas vitaminas también apoyan la producción de glóbulos rojos, un proceso esencial para el transporte del oxígeno. Una porción de 6 onzas de cangrejo de imitación ofrece 0,22 miligramos de vitamina B-6, 17 por ciento de la ingesta diaria recomendada, así como 0.97 de un microgramo de vitamina B-12, o 40 por ciento de la recomendación de ingesta diaria de B-12.

Minerales que ayudan a la salud

El cangrejo de imitación también te ayuda a consumir más selenio y fósforo, dos minerales esenciales para una buena salud. Cada célula de tu cuerpo necesita fósforo, ya que se requiere para la síntesis de ADN, controla la actividad enzimática y desempeña un papel en la comunicación celular. El selenio promueve la salud cardiovascular mediante el apoyo a la función vascular, regula el sistema inmunológico y activa las proteínas vinculadas a la prevención del cáncer. Una porción de imitación cangrejo cuenta con 479 miligramos de fósforo, 68 por ciento de la ingesta diaria recomendada, así como 38 microgramos de selenio o el 69 por ciento de la ingesta diaria recomendada de selenio.

Azúcar y sodio

El cangrejo de imitación tiene dos grandes inconvenientes nutricionales, su contenido de sal y azúcar. Cada porción de cangrejo de imitación contiene 10.6 gramos de azúcar. El azúcar añadido para el cangrejo mejora su sabor, pero también aumenta la ingesta de calorías. Debes limitar tu ingesta de azúcar global para evitar la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, según la American Heart Association. Una porción de 6 onzas de cangrejo de imitación también contiene 899 miligramos de sodio, que es un 39 por ciento del límite diario de 2.300 miligramos recomendado en las Guía dietética para estadounidenses 2010, según lo informado por Colorado State University Extension. Y que esa cantidad de sodio es 60 por ciento del límite de 1.500 miligramos recomendado para los afroamericanos, personas que tienen presión arterial alta, o para aquellos más de 51 años de edad. Una dieta alta en sodio aumenta la carga de trabajo en los riñones y también contribuye a una variedad de enfermedades, desde la osteoporosis hasta el cáncer de estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana groning