Nutrición de un caldo de pollo

Los huesos y la carne del pollo son hervidos en agua, a veces con la adición de vegetales y hierbas para darle sabor. El resultado es un rico y sabroso caldo de pollo. Puedes comprar caldo de pollo enlatado en las tiendas, o puedes hacerlo en casa con piezas de esta ave, una opción que suele ser más barata que comprar un caldo ya preparado.

Calorías y grasa

Una taza de caldo de pollo contiene 18 calorías. El caldo de pollo puede comerse sin nada más, y mucha gente consume un tazón cuando sufren algún resfriado, pero por lo regular, el caldo de pollo se usa dentro de platillos más complejos. Cuenta el total de calorías en una receta al planear una dieta, pues el exceso provocará que subas de peso. La mayor parte de las calorías en una porción de caldo de pollo provienen de la grasa. Los 1,3 gramos de grasa no representan mucho del límite recomendad de 44 a 78 calorías, o del 20 al 35 por ciento de la cantidad total en tu plan alimenticio diario.

Proteínas y carbohidratos

Una porción de caldo de pollo contiene 1,4 g de proteínas, cantidad que no representa mucho en relación con las necesidades proteínicas diarias. El Instituto de Medicina sugiera comer entre 46 y 56 g de proteínas, un macro-nutriente que contribuye al desarrollo muscular ya la producción de enzimas y energía. Los carbohidratos proveen de energía para mantener en movimiento el cuerpo; sin embargo, un taza de caldo de pollo contiene tan sólo 0,9 g de los 130 que requiere tu cuerpo diariamente.

Vitaminas y minerales

Una taza de caldo de pollo provee del 3 por ciento de la vitamina A y el calcio que necesitas en un día. Además, obtendrás el 2 por ciento de la ingesta diaria recomendado de hierro y vitamina C. Los beneficios de estas vitaminas y minerales hacen que el caldo de pollo contribuya a la salud de tus ojos, la fortaleza de tus huesos, a los niveles de oxígeno y a la producción de colágeno.

Beneficios

Comer caldo de pollo cuando tienes flujo nasal o un resfriado puede ayudarte a reducir los síntomas. Stephen Rennard, M.D., un investigador del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, dice en un comunicado de esta institución lanzado en el 2008, que hay "evidencia de que el caldo de pollo tiene cualidades anti-inflamatorias", lo que puede resultar benéfico en los casos de problemas respiratorios. La investigación, publicada en "Chest", el diario del Colegio Americano de Médicos del Pecho, no pudo identificar un ingrediente específico que convierta al caldo de pollo en una necesidad cuando estás enfermo; sin embargo, por largo tiempo se ha pensado que el caldo de pollo tiene propiedades curativas.

Consideraciones

El caldo de pollo puede tener un alto contenido de sodio, con hasta 730 mg por taza. Esta cantidad equivale a casi la mitad de la ingesta diaria recomendad de 1.500 mg. Considera hacer tu caldo de pollo en casa y controlar la cantidad de sal usada.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por eduardo moguel