Nutrición y aminoácidos en el abadejo de Alaska

Con su textura escamosa y sutil sabor, el abadejo de Alaska es una adición atractiva para tu dieta. Según la U.S. Food and Drug Administration, tiene bajo contenido de mercurio, por lo que proporciona una alternativa más segura que otros tipos de peces, como el pez espada y la caballa. El abadejo de Alaska también te proporciona aminoácidos, los pequeños químicos que son componentes básicos de las proteínas, así como muchos otros nutrientes esenciales que contribuyen a su efecto beneficioso para la salud.

Aminoácidos y proteínas

El abadejo de Alaska es una excelente fuente de proteínas, porque te ofrece una gran cantidad de aminoácidos. Tu cuerpo puede utilizar los aminoácidos para mantener los células y tejidos, reforzar el sistema inmunológico, e incluso utilizar algunos aminoácidos para reforzar la función saludable del cerebro. El abadejo de Alaska te proporciona proteínas "completas", que son aquellas que contienen cada uno de los aminoácidos que necesitas para tu dieta. Cada porción de 6 onzas de pescado contiene 21 gramos de proteínas. Esto proporciona aproximadamente el 40 por ciento de la ingesta diaria de proteínas recomendada para el individuo promedio de 135 libras, y un poco menos de un tercio de la ingesta diaria recomendada para una persona de 180 libras, de acuerdo con las directrices publicadas por la Iowa State University.

Colina y vitamina B-12

Añadir abadejo de Alaska a tu dieta también ayuda a consumir más de colina y vitamina B 12. Necesitas ambos nutrientes para tener un sistema nervioso saludable, ya que la colina refuerza la comunicación entre las células cerebrales, mientras que la vitamina B 12 ayuda a fabricar una sustancia protectora, llamada mielina, que recubre las células nerviosas. La colina promueve una comunicación celular saludable y ayuda a las membranas celulares, mientras que la B 12 ayuda a fabricar nuevos glóbulos rojos. Cada porción de abadejo de Alaska contiene 111 miligramos de colina, el 26 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y el 20 por ciento para los hombres, y 2,8 micro-gramos de vitamina B 12, o todo el consumo diario recomendado.

Fósforo y selenio

Añade abadejo de Alaska a tu dieta y también aumentarás tu consumo de fósforo y selenio. El fósforo, un componente esencial del tejido óseo, también forma parte de las membranas celulares y del ADN. El selenio ayuda a la función de un vaso sanguíneo sano y controla la actividad de la glándula tiroides. Cada porción de abadejo de Alaska contiene 483 miligramos de fósforo y 27 micro-gramos de selenio. Esto constituye el 69 por ciento del fósforo diario recomendado, y la mitad de la ingesta diaria recomendada de selenio.

Consejos para cocinar y servir

El gusto suave del abadejo de Alaska significa que se combina bien con una variedad de sabores. Prueba asarlo a la parrilla, y condimenta el pescado con salsas de fruta fresca, mezclas de cerezas deshuesadas y picadas y menta o mango, papaya y cilantro funcionan muy bien. Por otra parte, intenta cortar en trozos el abadejo de Alaska para hacer barritas de pescado horneado caseras. Las migas de pan integral y el eneldo seco acompañan bien el sabor del pescado; mientras que una mezcla de migas de pan de grano integral, harina de trigo integral y escamas de chile permiten hacer barritas de pescado crujientes y picantes.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por rafael ernesto díaz