Nueces para bajar de peso

Las nueces están disponibles todo el año como una deliciosa fuente de proteínas y otros nutrientes, ideal para usar para cocinar, hornear y como aperitivos. Además de otros varios beneficios para la salud, las nueces pueden ser una herramienta importante para ayudarte a perder peso e incluso puede ayudarte a evitar la diabetes.

Identificación

Hay varios tipos diferentes de árboles de nueces, pero los tres más a menudo procesados ​​y consumidos son el nogal inglés, nogal negro y nogal blanco. La variedad del nogal inglés es el más popular en los Estados Unidos, a pesar de que no es originario del continente como son las nueces del blanco y el negro. Tiene una cáscara más delgada que se rompe fácilmente, con un sabor más suave que el penetrante nogal negro o variedades del dulce y graso nogal blanco.

Beneficios para la pérdida de peso

Las nueces son un alimento denso en nutrientes, con altas proporciones de los minerales de manganeso y cobre, así como un compuesto antioxidante llamado ácido elágico que ayuda a bloquear los procesos metabólicos que causan la inflamación, que pueden conducir a resistencia a la insulina y la diabetes. Los investigadores de Brigham and Women's Hospital y la Harvard School of Public Health también encuentran que las personas que intentan perder peso son tres veces más propensas a seguir una dieta de estilo mediterráneo que incluye nueces y mantequilla de nuez que una dieta baja en grasa. Esto se debe en parte a que los ácidos grasos omega-3, proteínas y fibras en las nueces te hacen sentir menos hambre.

Información de expertos

Un estudio de 2005 de L.J. Gille de la University of Wollongong in Australia encontraron que la adición de nueces en la dieta de los diabéticos mejora la grasa y el balance energético. Los investigadores de la Department of Preventive Medicine and Public Health, University of Navarra en España siguieron a casi 9.000 sujetos durante más de 28 meses que finalizaron en 2009 y descubrieron que aquellos que consumían nueces al menos dos veces por semana eran 31 por ciento menos propensos a ganar peso que aquellos que no comían nueces. El estudio aún más largo de Nurses' Health Study II based at Harvard University también mostró que un mayor consumo de nueces entre más de los 28.000 participantes en el estudio no se asoció con una mayor ganancia de peso corporal a largo de ocho años, sino más bien dio como resultado un riesgo ligeramente menor de aumento de peso y la obesidad.

Consideraciones

Al comprar las nueces sin cáscara, evita las que tienen una apariencia gomosa o resecas. Porque las nueces se vuelven rancias muy rápidamente, las nueces sin cáscara deben mantenerse en un recipiente hermético y se colocan en el refrigerador, donde se pueden mantener durante seis meses o en el congelador, donde van a permanecer frescas hasta por un año. Las nueces con cáscara se mantendrán frescas en cualquier lugar fresco y seco durante seis meses. Para conservar el sabor y los nutrientes, evita picar las nueces hasta que estés realmente listo para usarlas.

Advertencia

Las nueces son uno de los alérgenos alimentarios más comunes. Si experimentas síntomas de una reacción grave después de consumirlas, como urticaria, hinchazón, respiración sibilante, dificultad para respirar o mareos, se deben evitar las nueces y los productos que las contienen.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie singleton | Traducido por gabriela nungaray