Las nueces de Brasil y la vitamina K

La vitamina K es necesaria para ayudar a la coagulación de la sangre y mantener los huesos sanos. Debido a que es liposoluble, el cuerpo almacena las reservas en el hígado y en la grasa. Las deficiencias de vitamina K son poco comunes debido a que normalmente se adquiere la suficiente cantidad de nutrientes a través de los alimentos como las verduras de hoja verde. Las bacterias en los intestinos también generan vitamina K. Necesitas entre 2 y 120 microgramos al día, dependiendo de tu edad y sexo. Por desgracia, las nueces de Brasil no son una buena fuente de vitamina K.

No te dirijas a Brasil por cacahuetes o anacardos

Según la International Nut & Dried Fruit Council, 100 gramos de nueces de Brasil contienen cero microgramos de vitamina K, aunque son una buena fuente de selenio. Si realmente deseas conseguir más vitamina K a través de los frutos secos, opta por cacahuete. Con casi 54 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos de nueces, el cacahuete es la mejor opción. Los anacardos son otra buena opción, con casi 35 microgramos de vitamina K en una porción de 100 gramos de estos frutos secos.

Otras frutas con vitamina K

No solo los frutos secos pueden proporcionarte vitamina K, si consumes 100 gramos de kiwi te aportará 40 microgramos de ésta vitamina. Las ciruelas y las peras (pear) por su parte aportan 26 y 20 microgramos respectivamente por cada 100 gramos de fruto.

Otras verduras

Los vegetales de hoja verde oscura son la mejor fuente de vitamina K, trata de consumirla en forma de ensaladas y dentro de tus comidas diarias. Por ejemplo por cada 100 gramos de col estarás consumiendo 440 microgramos de vitamina K, muy cerca de este valor se encuentra la espinaca, que por cada 100 gramos aporta 380 microgramos de ésta vitamina.

Más galerías de fotos



Escrito por k.t. parker | Traducido por luis alberto fuentes schwab