Nueces y acné

Es una creencia común que cualquiera que tenga acné debe evitar comer nueces. Pero las investigaciones revelan que no tiene por qué ser así. Los estudios tanto de la American Academy of Dermatology y del Journal of the American Medical Association determinaron que la dieta no es responsable del acné. Sin embargo, el consenso general es que una dieta baja en glucemia, que consisten en frutas y vegetales frescos y en proteína magra es la que mejor funciona para evitar el acné. Ya se trate de que ésta incluya o no a las nueces depende de una variedad de factores.

Definición de acné

El acné aparece cuando las glándulas sebáceas producen demasiado aceite (sebo), que luego se combina con las células muertas de la piel y bloquea los poros. En estos bloqueos pueden desarrollarse bacterias y la inflamación produce erupciones en la piel llamados granos.

Digestión

Una posible desventaja de comer nueces es que su alto contenido de proteínas y grasa pueden hacer que sean difíciles de digerir. Si estas grasas y proteínas no se digieren adecuadamente, el sistema inmune puede crear anticuerpos que inflaman las glándulas sebáceas y provocan granos. Si tu piel parece lucir peor después de comer nueces, prueba tostarlas en lugar de comerlas crudas porque el proceso de tostado descompone muchas de las proteínas. Otra opción es humedecerlas antes de comerlas para facilitar la digestión.

Alergias

El acné también puede desarrollarse a partir de alergias. Consulta a tu médico para ver si eres alérgico a las nueces si adviertes que se produce un brote luego de comerlas.

Ácidos grasos

Los estudios demuestran que las nueces tienen un alto contenido de ácidos grasos omega 3, que son buenos antiinflamatorios. Las avellanas en particular tienen un elevado contenido de omega 3. Sin embargo, las nueces también son ricas en ácidos grasos omega 6, que se consideran las grasas "malas". Una dieta saludable contiene una relación de tres a uno de ácidos grasos omega 6 a ácidos grasos omega 3. Los suplementos de aceite de pescado, otra fuente excelente de omega 3, ayudan a compensar una alta ingestión de omega 6.

Vitaminas y minerales

Las vitaminas A, E, B3 y B6 son muy recomendables para prevenir el acné, como también lo son los minerales zinc, selenio y cromo. Las nueces de Brasil son ricas en selenio y zinc. Las almendras contienen vitamina E.

Qué no comer

Si bien no se ha demostrado que causen acné, determinadas comidas generan sospechas y pueden tener efectos adversos sobre la piel en general. Las comidas inciertas incluyen leche, azúcar refinada e hidratos de carbono (alimentos blancos como el pan, las patatas y el arroz), las comidas fritas, el alcohol, el chocolate y las gaseosas.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por irene cudich