Cómo trabajar los nudos en los músculos

Los nudos y dolores musculares ocurren por varios motivos: largas e intensas sesiones de ejercicios, estar sentado de mala forma por mucho tiempo en un escritorio, taras diarias como por ejemplo limpiar una casa, levantar objetos pesados o trabajar en el jardín. Una vez que sientas el dolor, lo ideal es darle a tu tiempo un tiempo de reposo para evitar futuras lastimaduras. Hay varias terapias suaves, tal como aplicar calor o frío, masajes para ayudar a aliviar el dolor, e incluso existen técnicas de prevención que puedes utilizar para evitar los dolores musculares.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Ve a una masajista. Ella utilizará sus manos, nudillos y puños para masajear tu piel y deshacerse de tus nudos y dolores musculares. Los masajes son geniales si se los realiza inmediatamente luego del ejercicio ya que pueden mitigar la acumulación de ácido láctico. El ácido láctico es un subproducto del trabajo intensivo que se produce en los músculos, generalmente luego de levantar peso, y puede provocar dolor si no es eliminado de tu sistema.

  2. Practica una terapia de temperatura, aplicando calor y frío de forma alternante. Prueba pararte en la ducha por algunos minutos, bajo el agua caliente, y luego cambia a agua fría durante un minuto. Repite este ciclo unas diez veces para ayudar a reducir el dolor. Junto con un masaje, este tratamiento ayuda a eliminar el ácido láctico de tu sistema, contrayendo y dilatando los vasos sanguíneos.

  3. Estira los nudos de tus músculos. El estirarte juega un importante papel en qué tan rápido te recuperes de tu ejercicio, según dice el University of Maryland Medical Center, y aquellos que no se estiren antes de realizar actividad física suelen pagar el precio con músculos adoloridos. Prueba un estiramiento estático, en el cual extiendes tus músculos y sostienes esa posición por entre 20 y 30 segundos. Por ejemplo, si te duelen los deltoides, estira el brazo adolorido a lo largo de tu pecho y sostén tu oto brazo. Estíralo por completo hasta que sientas tensión y sostén esa posición por 30 segundos.

  4. Utiliza el método RICE para tratar dolores musculares: reposo, hielo, compresión y elevación. Reposa y protege tus músculos adoloridos aplicando hielo tres veces al día por 20 minutos cada vez, lo que ayuda a reducir la inflamación. Puedes aplicar un vendaje para mantener el área afectada elevada para fomentar la correcta circulación de la sangre.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico si tus dolores musculares persisten o empeoran.

Más galerías de fotos



Escrito por jona friedman | Traducido por andrés marino ruiz