Nudos luego de un fuerte entrenamiento de hombros

Un entrenamiento fuerte de hombros puede a veces producirte pequeños y duros puntos dolorosos. Tu cuerpo, pensando que el área está lesionada, produce estos nudos para protegerse. Los nudos restringen los movimientos que puede llevar a desarrollar lesiones.

Qué son

Los nudos son bultos visibles y dolorosos que se forman en los músculos y los tejidos que los rodean cuando éstos están rígidos. Éstos pueden producir un enorme dolor en el peor de los casos. Aunque los médicos en general no hacen nada para tratarlos, éstos pueden servir como un signo de alarma de que tus músculos necesitan de descanso o de atención para evitar lesiones más graves.

Por qué los tienes

El entrenamiento intenso es una de las causas de nudos en los hombros, aunque otros factores pueden también contribuir. Los músculos desarrollan nudos cuando están sobrecargados, en especial si están doloridos o cansados. Una mala técnica de levantamiento de pesos, una mala postura, movimientos repetitivos o inadecuados, o no calentar antes de entrenar también pueden generar nudos. Otras causas incluyen deficiencias de vitaminas, nutrientes o de sueño, alergias, toxinas ambientales, ansiedad y estrés. Sentarse o estar parado por períodos largos con una mala postura también puede generar nudos en los hombros.

Cómo deshacerte de ellos

Aunque los nudos son sensibles o dolorosos al tacto, lo mejor que puedes hacer es intentar separar las fibras musculares endurecidas aplicando presión directa. Presiona uno o ambos pulgares sobre el nudo por al menos 10 segundos, y luego libera y repite al menos cuatro veces. La cantidad de presión que ejerzas depende en gran medida del dolor que te cause esta presión. Usa un solo pulgar para nudos más sensibles, y ambos si puedes soportar más presión. A medida que la presión separa las fibras, el nudo se volverá menos sensible y visible. Como los nudos en los hombros a veces son difíciles de alcanzar, puede que desees que alguien te ayude. Los masajes deportivos profesionales son otro remedio si el nudo no cede.

Por qué necesitas tratamiento

Los nudos probablemente no se irán por sí solos, y si no los tratas, pueden producir problemas más serios. Los nudos en los hombros pueden hacer que mover los músculos de la zona sea difícil o doloroso, y eventualmente pueden reducir el flujo sanguíneo al área. A veces las señales dolorosas aparecen en otras partes del cuerpo, que ni siquiera están cerca del nudo. Ésto puede llevar a un dolor en la articulación del hombro o en el cuello y la mandíbula. También puede llevar a un mal diagnóstico del origen del dolor. Si no los atiendes, o los dejas que se hagan más grandes, los nudos pueden generar otros problemas como mareos, acidez o dolor y entumecimiento en las extremidades.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por mike tazenda