Normas sobre asientos de coche para niños pequeños en Michigan

En un informe de 2011, el Departamento de Salud Comunitaria de Michigan señaló que la muerte accidental en accidentes automovilísticos en el estado de Michigan está significativamente por delante de las siguientes dos causas de la lista: ahogamiento y fuego. Los bebés no son los únicos que requieren ir en asientos de seguridad cuando viajan en un vehículo en cualquiera de los 50 estados, también hay leyes que se aplican a los niños pequeños. Mantén a tu hijo lo más seguro posible en un asiento de seguridad que cumpla con las normas federales de seguridad automotriz.

Edad

La ley de seguridad de Michigan para viajes con niños requiere que todos los niños menores de 4 años viajen en el asiento trasero del vehículo, de preferencia en el centro. La única excepción para que un niño menor de 4 años pueda viajar legalmente en el asiento delantero es si todos los asientos traseros del vehículo están ocupados por otros niños menores de 4 años. Si el pasajero en el asiento delantero está en un asiento de seguridad mirando hacia atrás, la bolsa de aire debe estar desactivada.

Aseinto mirando hacia atrás vs. mirando hacia adelante

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de dos años viajen en un asiento de seguridad mirando hacia atrás. Los estudios publicados por el AAP establecen que los niños tienen un 75 por ciento menos probabilidades de morir en un accidente de tráfico si están mirando hacia atrás. Michigan sigue las normas federales según las cuales un niño puede legalmente viajar con en una silla orientada hacia adelante una vez que tiene al menos un año de edad y 20 libras, sin embargo las actuales recomendaciones de la AAP aconsejan mantener a tu hijo mirando hacia atrás hasta que no exceda los límites del asiento. Algunos asientos orientados hacia atrás tienen límites que ascienden a las 40 libras y podrán durar hasta que tu hijo tenga 4 años, o incluso más.

Uso de un asiento orientado hacia atrás

Los asientos de seguridad orientados hacia atrás deben ser instalados en un ángulo que asegure que la cabeza del niño no caiga hacia adelante. Puedes colocar toallas enrolladas en la base en la que el vehículo y la parte inferior del asiento del coche se tocan para asegurarte de que el ángulo es apropiado. Las ranuras de las correas del arnés deben estar por debajo de los hombros del niño y ajustarse correctamente, lo suficiente para que no puedas agarrar la correa con el pulgar y el índice.

Uso de un asiento orientado hacia adelante

Un niño puede comenzar a viajar en un asiento de seguridad orientado hacia adelante cuando pese al menos 20 libras. El asiento de coche debe ser abrochado en el vehículo utilizando el sistema LATCH (abrochado) o el cinturón de seguridad, pero no ambos a la vez. Ambos sistemas son seguros y no hay uno más seguro que el otro, pero puede ser más fácil instalar correctamente el asiento con el sistema LATCH y más difícil con el cinturón de seguridad, o viceversa. El asiento debe ser capaz de moverse no más de una pulgada de izquierda a derecha o de delante hacia atrás. El arnés debe estar ajustado a tu hijo con el broche del arnés elevado al nivel de las axilas. Cuando el niño exceda el tamaño de su asiento de coche, pásalo a un asiento elevador, pero mantenlo en la silla trasera del vehículo. La AAP recomienda que todos los niños viajen en la parte trasera del auto hasta los 13 años.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda rumble | Traducido por vittore notabene