¿Es normal tener un vientre plano?

Un vientre plano o un abdomen marcado es deseado por muchos, difícil de obtener y aún más difícil de mantener. Aunque abundan los infomerciales de productos y programas de ejercicio que producirán estos resultados deseados, no es tan fácil como estos infomerciales lo hacen ver. El género, la genética, la edad, el estilo de vida y la dieta son factores que contribuyen a decidir si eres capaz de tener un vientre plano o un abdomen marcado.

Género

Los hombres y las mujeres son diferentes en el área abdominal. Las mujeres deben tener más células de grasa en el área abdominal para proteger los órganos reproductivos y el feto cuando están embarazadas. Durante la adolescencia y en los años reproductivos, las mujeres normalmente producen células de grasa adicionales en el área abdominal para la preparación del embarazo. Esto genera un vientre suave y redondeado que la mayoría de las mujeres tendrán, incluso si están delgadas y en forma. Los hombres, por otra parte, no producen estás células de grasa extra y pueden mantener un vientre plano con más facilidad, a menos que no tengan un buen hábito de ejercicio y nutrición.

Genética

La genética también puede jugar un papel en el hecho de si serás capaz de tener un vientre plano. Algunas poblaciones, como los esquimales, tienden a cargar más grasa corporal en general debido a los siglos de aclimatación a climas fríos. Algunas veces familias enteras, retrocediendo varias generaciones, tendrán una forma del cuerpo muy distinta, como la forma de manzana, que se distingue por la grasa corporal en el área del vientre. Si tu tienes un tipo de predisposición genética como esta, puede que sea muy difícil para ti obtener un vientre plano.

Edad

Con cada década, el metabolismo se hace aproximadamente tres por ciento más lento. Para muchos, esto genera un lento aumento de peso que se extiende durante muchos años. Para las mujeres y hombres, este aumento lento usualmente resulta en un peso extra alrededor de la cintura a mitad de los años 40 y los años 50. Para las mujeres, esto se agrava por el hecho de que pueden aumentar las células de grasa abdominal durante la menopausia, de manera similar que en los años de adolescencia y los años reproductivos. Para los hombres, el peso obtenido es usualmente grasa abdominal que resulta en un vientre duro, usualmente llamado barriga. No es una idea errónea de que cuanto más envejeces, más difícil es mantener tu vientre plano.

Estilo de vida

Se debe mantener un estilo de vida activo para tener un vientre plano. El ejercicio cardiovascular diario y un programa de entrenamiento regular son ingredientes esenciales para obtener y mantener un vientre plano. Sí el ejercicio es una parte de tu estilo de vida diario, tienes una posibilidad más grande de obtener un vientre plano, a pesar del género, la genética y la edad. Si eres menos activo y no ajustas tu consumo de calorías, es más probable que tengas un aumento de peso y un vientre redondo.

Dieta

Sin seguir una dieta saludable, un vientre plano es casi imposible. Comer alimentos ricos en fibra, como frutas, vegetales, leguminosas y legumbres, y granos enteros te ayudarán a mantener tu sistema digestivo regular y prevenir la hinchazón. Beber mucha agua y cuidar tu consumo diario de calorías también es necesario para tener un vientre plano. Si quieres un abdomen marcado, también tendrás que comer únicamente proteínas magras y muy poca grasa añadida, controla tu consumo de sal y básicamente nunca te apartes de las buenas prácticas nutricionales. Un vientre plano no es normal para la mayoría de las personas, pero con trabajo y dedicación, y posiblemente unos buenos genes es posible.

Más galerías de fotos



Escrito por linda freeman webster | Traducido por karly silva