¿Es normal perder altura al perder peso?

La manera en la cual pierdes peso puede contribuir a cambios deseados y no deseados en la apariencia física. La pérdida de peso resultante de los niveles de salud y la condición física puede conducir a la disminución de la altura.

Función

La ingesta de alimentos y la producción de energía se miden en calorías. Cuando la cantidad de calorías consumidas es menor que la cantidad de calorías que se utilizan para la energía, la energía adicional que se genera proviene de la grasa corporal almacenada. Esto se traduce en una reducción del exceso de peso corporal. Para mejorar la salud con pérdida de peso, se recomienda no perder más de 1 a 2 libras por semana.

Efectos

La pérdida de peso debido a una dieta muy baja en calorías, productos que tienen un efecto diurético, un alto valor proteico o planes de comida bajos en carbohidratos puede causar una pérdida de peso inicial de hasta 10 libras en las dos primeras semanas. La pérdida de peso puede deberse a la pérdida significativa de agua y de minerales, afectando a la salud ósea. Las dietas bajas en vitamina D y calcio pueden causar osteopenia, una condición en la cual los huesos se vuelven débiles.

Factores

Tu cuerpo llega a la altura pico a los 40 años de edad. A partir de ahí, tu estatura puede disminuir en hasta dos pulgadas entre los 50 y 80, dice la AGS Foundation for Health and Aging. Las disminuciones en el líquido entre las vértebras de la columna vertebral provocan la compresión y que tu torso se encoja. A medida que tus huesos se debilitan, los arcos de los pies empiezan a aplanarse, contribuyendo a una disminución de la altura, dice Medline Plus. La densidad ósea disminuida debido al envejecimiento contribuye a los problemas posturales, resultando en la caída postural. Aunque estos factores hacen que la altura disminuye a causa del envejecimiento, también puede ocurrir como resultado de la pérdida mineral ósea y de una pérdida de peso saludable.

Prevención/solución

El desarrollo de la osteopenia también aumenta la probabilidad de desarrollar osteoporosis, una condición en la que hay un mayor debilitamiento de los huesos que los hace frágiles y susceptibles a fracturas. Los factores de riesgo son ser mujer, ser delgado y consumir dietas bajas en vitamina D y calcio. Los trastornos nutricionales como la anorexia nerviosa y el tabaquismo aumentan la posibilidad de una menor densidad ósea. La prevención de la pérdida ósea es posible con una ingesta adecuada de alimentos con vitamina D y calcio, mantener un peso saludable y el entrenamiento con pesas. La American Dietetic Association recomienda una ingesta diaria de 1,000 mg de calcio y 400 UI de vitamina D.

Información de expertos

La pérdida de peso que no fue intencional, combinada con otros problemas, como la disminución de la altura, puede ser indicativo de problemas de salud más graves. Si esto ocurre, consulta con un médico.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por maría florencia lavorato