¿Es normal aumentar de peso después de comenzar rutina de ejercicios intensa?

Estás decidido a tomar decisiones más saludables para comenzar una nueva rutina de ejercicios intensa. Estás cansado y dolorido, pero decides perseverar para que puedas perder peso y sentirte mejor. Después de varios días de esfuerzo físico duro, subes a la báscula y apenas puedes esperar para ver los números más pequeños. La balanza no está rota y estás leyendo los números correctamente. Has aumentado de peso.

Teoría número 1

Si le preguntas a tu instructor de aeróbicos lo que está pasando puede muy bien decirte que estás transformando la grasa en músculo. Mike Boggs, especialista en acondicionamiento de fuerza certificado, explica que se acerca a lo correcto pero que es inexacto. Cuando tu cuerpo se pone más en forma, las células de grasa se ​​contraen y se expanden las células musculares. Debido a que el músculo pesa más que la grasa, esto explica un ligero aumento de peso poco después de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Teoría número 2

Keri Glassman, especialista en nutrición y autor del libro "The O2 Diet", dice que el ejercicio puede causar aumento de peso por tres razones. En primer lugar, el ejercicio aumenta el apetito, haciendo que comas más. En segundo lugar, cuando se hace ejercicio, tienes la sensación de tener derecho. Puedes sentir como si te hubieras ganado un gusto extra. Y en tercer lugar, el ejercicio por lo general no quema tantas calorías como piensas. Estos tres factores se combinan cuando se inicia un plan de ejercicio riguroso, y el resultado es el aumento de peso.

Teoría número 3

El artículo de la revista "Time", "¿Por qué el ejercicio no te hará delgado?", sugiere que muchas de las concepciones de la pérdida de peso resultante de ejercicio son incorrectas. Un estudio realizado por la Public Library of Science en realidad mostró que las mujeres que hacían ejercicio durante seis meses perdieron la misma cantidad de peso que las mujeres del grupo de control que no hacían ejercicio en absoluto. Al parecer, la pérdida de peso fue más el resultado de escribir todo lo que comían con fines de prueba que el de hacer ejercicio.

Teoría número 4

El ejercicio hace que transpires y si no repones los líquidos perdidos lo suficientemente rápido, puedes experimentar deshidratación. La deshidratación hace que tu cuerpo se aferre al agua y podría dar lugar a un ligero aumento de peso. Harvard Health sugiere beber hasta tres tazas de agua por hora, y más aún si estás sudando excesivamente por tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por allison stevens | Traducido por carlos alberto feruglio