Noni para el acné

El acné, una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, se produce cuando los poros se obstruyen con sebo o aceite natural de la piel. Aunque no es médicamente grave, el acné puede ser feo, afectando a la apariencia, el estado de ánimo y la autoestima. Tú dermatólogo puede recomendarte cremas y antibióticos tópicos para combatir el acné. Algunas personas recurren a remedios a base de hierbas, incluyendo extractos de noni, para aliviar los síntomas. Consulta a tu médico o dermatólogo antes de usar noni para el acné.

Características del acné

El detonante principal del acné está en el cambio de los niveles hormonales, lo que provocará un exceso del sebo que se produce. Los médicos dedicados al cuidado de la piel señalan que las bacterias no causan el acné, pero lo exacerban a causa de la inflamación y la infección. El acné puede aparecer como comedones, también llamados espinillas y puntos negros; la inflamación resultante de la presencia de bacterias puede conducir a la formación de pápulas –pequeños granos rojizos con los centros blancos– e incluso quistes, que son protuberancias llenas de pus que se desarrollan debajo de la piel. Aunque el acné por lo general afecta a los adolescentes, las mujeres en sus años cuarenta y cincuenta no están exentas; fluctuantes de hormonas debido a la menopausia pueden desencadenar brotes de acné. De acuerdo con un sito web especializado, el uso de cosméticos oleosos, ciertos medicamentos y antecedentes familiares pueden contribuir al acné.

Historia del noni y sus usos tradicionales

La planta de noni –botánicamente conocida como morinda citrifolia y también llamada mora india, morinda y pino silvestre– es un arbusto nativo de hoja perenne de Asia, Australia y Tahití. El irregular, de color amarillo-blanco que es comestible, a pesar de su sabor y olor desagradables, ha sido utilizado por los curanderos polinesios desde la antigüedad para tratar la diabetes, la hipertensión y la artritis; el noni también se ha utilizado como un tónico para prolongar vida.

Constituyentes y efectos

La fruta de noni contiene aceites esenciales con antraquinonas, así como las sustancias llamadas morindone y alizarina. Drugs.com, que proporciona información médica revisada para los consumidores, afirma que un alcaloide llamado xeronina ha aislado para uso médico, culinario e industrial. El sitio web añade que la xeronina puede trabajar a nivel molecular para reparar las células dañadas, incluidas las de la piel. Blue Shield Complementary y Alternative Healthacredita dan crédito a la fruta por sus efectos que aumentan la inmunidad, diciendo que el noni podría causar la liberación de compuestos que activan las células blancas de la sangre.

Investigación

Herbolarios y naturópatas aconsejan al noni como un remedio para el acné debido a sus propiedades antibacterianas percibidas y propiedades antiinflamatorias. Hay algunas recientes investigaciones científicas de laboratorio y con animales que apoyan estas creencias, pero los ensayos clínicos en humanos son insuficientes. En un estudio clínico realizado por R. Usha y sus colegas y publicado en la edición de 2010 de "Ethnobotanical Leaflets", los investigadores encontraron que los extractos de morinda –o noni– tuvieron efectos inhibitorios en contra de E. coli, S. aureus, C. albicans y otros patógenos comunes. En otro ensayo clínico, realizado por Simla Basar y sus colegas y publicado en el número de enero de 2010 de "Phytotherapy Research", un puré de frutas de noni funcionó tan bien como la hidrocortisona para reducir la inflamación en ratones artríticos.

Consideraciones de dosis y seguridad

Para tomar noni contra el acné, se puede beber como un jugo. BSCAH señala que muchos productos comerciales han reducido el olor y el sabor objetable del noni, y recomienda 4 onzas de jugo al día, para ser tomado 30 minutos antes del desayuno. El noni también está disponible en forma de concentrado en polvo, y el sitio web dice que es seguro tomar de 500 a 1000 mg al día. Consulta a tu médico antes de tomar noni. No tomes noni si estás embarazada o dando de lactar.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por rafael ernesto díaz