¿Cuál es el nombre de las píldoras de dieta hechas de piña?

Conocidas por sus propiedades anti-inflamatorias, las enzimas extraídas de las piñas se llaman bromelina. Algunas personas toman la bromelina para aliviar la indigestión o reducir la inflamación asociada con una lesión, sinusitis o artritis. Puedes ver las píldoras de piña o bromelina promocionadas como suplementos de pérdida de peso, pero existe poca evidencia para apoyar su uso como suplementos dietéticos. Consulta siempre con tu médico antes de tomar cualquier suplemento nuevo.

Las pastillas

La bromelina se extrae el jugo y el tallo de la piña, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center. Descubierta por primera vez por los científicos hace unos 100 años, la bromelina es una colección de enzimas que se encuentran específicamente en las piñas. Las enzimas digieren las proteínas y son una terapia tradicional para la indigestión, entre otros problemas de salud. La bromelina es considerada más terapéutica que la piña entera porque los extractos se concentran con más fuerza. El suplemento viene en forma de cápsula o tableta.

La teoría

Los fabricantes de pastillas de piña, que también se venden como bromelina o bromealina, afirman que el suplemento ayuda con la pérdida de peso. Un fabricante anuncia que las píldoras ayudan a las personas a perder peso reduciendo el apetito, aumentando la energía, aumentando el metabolismo y atacando a las células de grasa en la zona abdominal. Según la American Cancer Society, los defensores de la bromelina para bajar de peso creen que es un quemador de grasa que elimina la necesidad de la dieta o el ejercicio.

Evidencia

Las afirmaciones de que la bromelina ayuda a las personas a perder peso empiezan alrededor de 1995, señala el médico Stephen Barrett en el sitio web Quackwatch.org. Barrett señala que no existe ninguna prueba que demuestre que las piñas o sus enzimas extraídas tienen propiedades para quemar grasa. Mientras que algunas evidencias sugieren que la bromelina ayuda a la digestión, su utilidad se conecta con aliviar la acidez estomacal o diarrea en lugar de promover la eliminación, el bloqueo de la grasa, lo que acelera el metabolismo o características similares asociados con los suplementos para bajar de peso. Según la American Cancer Society, no hay evidencia en la actualidad que apoye el uso de bromelina para ayudar a perder peso.

Riesgos

Aunque la bromelina es generalmente considerada segura, puede interactuar negativamente con algunos medicamentos, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. Las personas que toman anticoagulantes no deben tomar bromelina. El suplemento puede amplificar las características anticoagulantes de la medicina de recetada, causando sangrado o moretones. La bromelina también puede aumentar peligrosamente los efectos de sedantes y antibióticos.

Alternativas

La dieta y el ejercicio siguen siendo una solución para bajar de peso más fiable que las pastillas de venta libre para adelgazar, toma nota la Clínica Mayo. De los suplementos naturales disponibles en la actualidad, la Clínica Mayo enumera únicamente al ácido linoleico conjugado o "CLA", por sus siglas en inglés, como "posiblemente eficaz" y "posiblemente seguro." La sustancia, que en los ensayos iniciales parece promover la masa muscular y reducir la grasa, sigue sin ser comprobada del todo como una ayuda universal para la dieta, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. La página web de la medicina complementaria y alternativa de la universidad señala que algunas hierbas o suplementos pueden desempeñar un papel en la promoción de la pérdida de peso, pero deben tomarse sólo después de explorar los riesgos de los efectos secundarios con tu médico. Estos productos naturales incluyen cápsulas de té verde, para aumentar el metabolismo y quemar grasa, cápsulas de pimienta de cayena o de capsaicina, para quemar grasa; psyllium, para promover una sensación de saciedad, calcio y vitamina D, especialmente para las mujeres de más edad que tratan de perder peso, y el zinc , para aumentar la masa muscular magra.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por mariana nonino