¿Es nocivo comer patatas verdes?

Las papas verdes son perjudiciales y pueden causar intoxicación alimentaria cuando se comen. El color verde significa la presencia de la toxina solanina, que puede causar dolores de cabeza, náuseas y problemas neurológicos, informa "The New York Times". La Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization, o CSIRO, sospecha que muchos casos no diagnosticados de gastroenteritis pueden haber sido causados por el consumo de patatas verdes. Una persona de 100 libras tendría que comer 16 onzas de una papa totalmente verde para que se enferme, informa "The New York Times", pero la mayoría de las personas no llega tan lejos por el sabor amargo que acompaña a la toxina.

La sustancia venenosa


Los brotes de patata contienen la mayor concentración de solanina.

La toxina en las patatas verdes es un glicoalcaloide y ayuda a proteger a la papa de los ataques de insectos y hongos. La solanina se encuentra en toda la planta de la papa, informa MedlinePlus, pero se concentra en las patatas verdes y los nuevos brotes u "ojos".

Causa


Las papas almacenadas a la luz o que han crecido demasiado cerca de la superficie se vuelven verde.

La exposición a la luz causa que la papa produzca clorofila y las manchas verdes actúan de la manera en que lo hacen hojas, explica CSIRO. Esto también desencadena la producción de glicoalcaloides para proteger el nuevo crecimiento. La solanina también se produce en respuesta al daño: las contusiones, los cortes y las pudriciones. Las patatas se vuelven verdes cuando crecen demasiado cerca de la superficie del suelo o cuando están almacenadas en temperaturas calientes o bajo la luz, de acuerdo con la Universidad de Purdue.

Síntomas


Los síntomas se confunden fácilmente con otros diagnósticos.

La intoxicación por solanina se produce entre ocho y 12 horas después de comer papas verdes, de acuerdo con Science Daily. El diagnóstico se puede confundir fácilmente con otras causas, debido a la amplia gama de síntomas. MedlinePlus enumera el dolor abdominal o de estómago, la diarrea y los vómitos, como algunos de los síntomas. El dolor de cabeza, la fiebre, la temperatura corporal baja y la lenta respiración y el bajo pulso también pueden significar una intoxicación de patatas verdes. Pupilas dilatadas y cambios de visión, pérdida de sensibilidad o parálisis son síntomas más graves, así como el delirio, las alucinaciones y el shock. Muertes humanas y de ganado han sido reportadas debido a la ingesta de patatas verdes, pero son raras. Las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de patatas verdes ya que los glicoalcaloides pueden ser perjudiciales para el feto o causar aborto involuntario, informa CSIRO.

Prevención


Corta las zonas verdes y los brotes de "ojos" antes de comer.

La patatas de piel gruesa y más viejas son menos propensas a ponerse verdes que las patatas jóvenes y de piel fina, de acuerdo con CSIRO. Debes tener cuidado en la compra de patatas de piel roja como la greening, en donde es más difícil de detectar la condición. Come patatas de piel fina con prontitud y almacena las papas antiguas en un lugar fresco, oscuro y seco. La cocción no destruye la solanina pero es posible cortar las zonas verdes y los brotes para eliminar la mayor parte de los glicoalcaloides.

Más galerías de fotos



Escrito por sumei fitzgerald | Traducido por javier enrique rojahelis busto