Niveles de ruido peligrosos para bebés

Debido a que el niño no puede protegerse contra ruidos altos o perjudiciales, depende de ti protegerle contra el daño a su delicada audición. Entender qué ruidos pueden dañar tu bebé, incluyendo sonidos de juguetes ruidosos, puede ayudar a detectar los ruidos que podrían dañarle. Debido a que los daños a la audición del bebé pueden conducir a la pérdida permanente de la audición, la intervención temprana es vital.

Infantes y la audición

Los bebés son especialmente susceptibles a daños a la audición por ruidos porque sus cráneos son más delgados, según Women’s and Children’s Health Network. La exposición prolongada o súbita a ruidos fuertes puede dañar las partes del oído interno, el área responsable de la audición, como las células ciliadas externas, las células ciliadas internas y los nervios en el oído interno. Dañar incluso 1/4 de estas células puede causar pérdida de la audición, según The Children’s Hearing Institute.

Niveles seguros

Los niveles de seguridad pueden variar según la duración de la exposición. Por ejemplo, un adulto con el secador muy fuerte puede dañar su audición con el tiempo. Como tu bebé no puede decirte cuánto es demasiado fuerte, utiliza una regla general que los ruidos de menos de 80 decibelios no deberían causar daños a la audición, según The Children’s Hearing Institute. Este es el equivalente al ruido en un restaurante o en tráfico de la calle de la ciudad. Una conversación normal es de 60 decibelios.

Juguetes

Los juguetes de bebé pueden ser excesivamente ruidosos, incluso los destinados a los niños. Mientras que el nivel de 80 decibelios se aplica a los ruidos que están más lejos, el bebé puede sostener juguetes cerca de sus oídos, lo que puede ser muy perjudicial. Algunos juguetes pueden infligir tanto como 120 decibelios de exposición a tu bebé, los que es el equivalente a escuchar a un avión despegar, según la American Speech-Language-Hearing Association. Los juguetes que podrían plantear un problema incluyen pistolas, muñecas que hablan, coches con sirenas, instrumentos musicales y juguetes que tienen manivelas, tales como payasos en la caja. Siempre escucha a los juguetes antes de comprarlos y retira las pilas el ruido es a baterías.

Solución

Mientras que no siempre puedes ser capaz de proteger a tu hijo contra ruidos repentinos, como un martillo neumático en la calle, puedes tomar precauciones, como comprar auriculares de cancelación de ruido cuando vas a lugares que podrían ser fuertes, como una sala de cine o un festival público. Si te preocupa que tu bebé pueda haber experimentado pérdida auditiva, el pediatra puede recomendar pruebas.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por paulina illanes amenábar