Niveles de proteína de suero

Los niveles de proteína de suero se refieren a la cantidad de proteínas en la sangre, pero no exactamente las mismas proteínas que las de tu filete o una hamburguesa de soja. En cambio, las proteínas del suero incluyen albúmina, una proteína que ayuda a mantener el equilibrio de líquidos y las globulinas, que son las que combaten infecciones en tu cuerpo. Tus niveles de proteína de suero pueden decirle a tu médico mucho acerca de tu salud, incluyendo qué tan bien están funcionando los riñones y si estás recibiendo suficiente proteína en tu dieta.

Pruebas

Un simple análisis de sangre puede determinar los niveles de proteína de suero y, a menudo se ordena como parte de una ronda de pruebas conocida como panel metabólico completo. Tu médico puede ordenar este examen si has experimentado una pérdida repentina de peso, fatiga inexplicable o hinchazón del cuerpo conocido como edema. Además de las pruebas de los niveles totales de suero, tu médico también puede comprobar las proteínas sanguíneas individuales, mediante una prueba de electroforesis, si sospecha que tus niveles de proteínas séricas elevadas son el resultado de un mieloma múltiple, una forma de cáncer que se produce en las células óseas.

Niveles normales


La sangre se compone de muchos tipos diferentes de proteínas, incluyendo albúmina, alfa-1 globulina, alfa-2 globulina, beta globulina y gamma globulina.

La sangre se compone de muchos tipos diferentes de proteínas, incluyendo albúmina, alfa-1 globulina, alfa-2 globulina, beta globulina y gamma globulina. Tus niveles de proteína total en suero deben estar en alrededor de 6,0 gramos por decilitro (g/dL), según el sitio web de Cigna. Estar por encima o por debajo de este nivel puede indicarle a tu médico que tu cuerpo está combatiendo una infección o filtrando demasiada proteína, respectivamente.

Niveles altos de proteínas séricas

Los niveles de proteína de suero elevados pueden indicar la presencia de una condición subyacente, como una inflamación crónica asociada con la hepatitis B o C o el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), debido a que las globulinas intentan combatir a un virus. Varios tipos de cáncer de mieloma u otros de la médula ósea también pueden causar altos niveles de proteína de suero.

Niveles bajos de proteínas séricas

Si tu médico encuentra que tus niveles son bajos, esto puede indicar un número de posibles condiciones y la necesidad de realizar más pruebas. Las condiciones asociadas con niveles bajos de proteína sérica incluyen enfermedad hepática, debido a que tu hígado puede no ser capaz de descomponer las proteínas en tu dieta para su uso en la sangre. Los niveles bajos de proteína de suero también pueden indicar una enfermedad renal, como glomerulonefritis o síndrome nefrótico, cuando los riñones están filtrando demasiada proteína en la sangre. Debido a que los niveles bajos de proteína sérica pueden ser perjudiciales para tu salud, tu médico probablemente te recomendará pruebas de seguimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por luciano ariel castro