Niveles de PH del agua potable

El pH del agua es una medida de su acidez, y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) mantiene estrictos estándares para los niveles de pH adecuadas en el agua potable. Un número de factores que pueden afectar el pH del agua, y aunque no hay agua potable municipal en los Estados Unidos que viole las normas de la EPA para la seguridad, el pH proporciona información sobre el origen y el tratamiento de esa agua.

Significado

De acuerdo con la Universidad de Rhode Island, el pH es "uno de los análisis más comunes en el suelo y análisis del agua, [y] es la medida estándar de la acidez o alcalinidad de una solución." Toma nota de que el agua pura se considera neutro, con un pH de 7, y que las soluciones de pH menor que 7 son ácidos, mientras que las soluciones alcalinas tienen valores de pH mayores que 7. Según la universidad, el pH del agua se mide generalmente por vía electrónica, pero también puede ser analizado utilizando tintes sensibles a los ácidos en las tiras de prueba llamadas papel de tornasol.

Efectos

Consumir agua excesivamente ácida o alcalina es perjudicial, advierte la EPA. El agua potable debe tener un valor de pH de 6,5 a 8,5 para estar dentro de las normas de la EPA y, además, y también nota que incluso dentro de la gama de pH aceptable, un poco alto o bajo pH del agua puede ser poco atractivo por varias razones. El agua con alto pH tiene un tacto resbaladizo, sabe un poco como el bicarbonato de sodio, y puede dejar depósitos en los accesorios, de acuerdo con el sitio web de la EPA. El agua de bajo pH, por otra parte, puede tener un sabor amargo o metálico, y puede contribuir a la corrosión habitual.

Fuentes de alcalinidad

El agua con alto pH puede ser resultado de minerales disueltos, toma nota la Universidad de Rhode Island. Las aguas subterráneas en zonas con lecho de piedra caliza, por ejemplo, tienen comúnmente un mayor pH que el agua glaciar o agua de lluvia. La contaminación de aguas residuales de agua potable también puede elevar el pH, debido a la presencia de detergentes químicos y otros agentes de limpieza. Finalmente, muchas plantas de procesamiento municipales aumentan artificialmente el pH del agua para evitar la corrosión de ácido de tuberías.

Fuentes de acidez

El agua de las zonas afectadas por la lluvia ácida puede tener un pH bajo, de acuerdo con la Universidad de Rhode Island. También indican que el agua de los glaciares es generalmente más baja en pH que las aguas subterráneas. En particular, el dióxido de carbono disuelto aumenta la acidez del agua, que puede ser importante en fuentes de agua potable, pero en general se trata durante el procesamiento de agua municipal. Wilkes University nota que la ceniza de soda, un producto químico alcalino, a veces se utiliza para tratar el agua de bajo pH, pero añade sodio.

Información de expertos

La Wilkes University apunta un problema asociado con el agua potable y el pH: agua con pH alto es a menudo dura. Señalan que el agua dura "no representa un riesgo para la salud, pero puede causar problemas estéticos." Entre los problemas asociados con el agua dura, que la lista de la formación de incrustaciones en instalaciones, un sabor amargo, la dificultad para conseguir jabones de espuma, y ​​la disminución de la eficiencia del calentador de agua. Sugieren que el agua puede ser ablandada con dispositivos de ablandamiento de agua de intercambio iónico.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por blas isaguirres