Niveles de hierro y la caída del cabello en mujeres

Según MedlinePlus, una deficiencia de hierro es una causa común de la caída del cabello en las mujeres. Si tienes bajos niveles de hierro, podrías desarrollar anemia por deficiencia de hierro, que da paso al adelgazamiento del cabello y otros efectos secundarios adversos. Para ayudar a prevenir esto, pregúntale a tu médico sobre los alimentos con alto aporte de hierro, así como tomar un suplemento si es necesario. Cuéntale sobre tus preocupaciones en relación a la pérdida de cabello y cualquier otro síntoma que experimentes.

Función e importancia del hierro

La mayoría del hierro en nuestro organismo está en los glóbulos rojos y nuestro cuerpo utiliza este mineral par producir estas células, así como las proteínas llamadas hemoglobina y la mioglobina. Estas proteínas transportan oxigeno a través de nuestro sistema y sin una cantidad adecuada de éste, las células no pueden funcionar de manera apropiada. Según la World Health Organization, el 80% de la población mundial podría tener deficiencia de hierro.

Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro sucede cuando nuestro cuerpo no recibe el hierro suficiente y por eso no puede producir una cantidad adecuada de glóbulos rojos. Esto a su vez hace que las células no tengan el oxigeno suficiente. En general, las mujeres tiene mayor riesgo de desarrollar esta condición que los hombres, debido a que la pérdida de sangre ocurre durante la menstruación. Junto con la caída del cabello, la anemia por la deficiencia de hierro puede tener síntomas como piel pálida, fatiga, dolores de cabeza, irritabilidad, manos y pies fríos, uñas quebradizas, falta de apetito y debilidad. Si no se trata, esta condición puede provocar problemas cardiacos y en el caso de las mujeres embarazadas, los nacimientos prematuros y bajo peso al nacer tu bebé.

Prevención

Puedes reducir el riesgo de desarrollar anemia por deficiencia de hierro y las caída del cabello que conlleva al asegurarte de ingerir una cantidad adecuada de este mineral en tu dieta. Nuestro cuerpo absorbe el hierro más fácilmente a partir de fuentes animales como las vísceras, la carne roja magra, pollo, salmón y atún. Si no consumes carne, puedes conseguir el hierro de fuentes vegetales, como frijoles secos, fruta deshidratada, granos enteros y espinaca, así como cereales que estén fortificados con el mineral. Tu médico podría recomendarte tomar un suplemento para cumplir con la dosis diaria recomendada, que es de 18 mg para las mujeres entre 19 y 51, y 27 mg para las que están embarazadas.

Consideraciones adicionales

Antes de comenzar a consumir más hierro, habla con tu médico. Los niveles altos de hierro también pueden ser peligrosos y pueden provocar daño renal y decoloración de la piel. Si experimentas una pérdida de cabello repentina o inexplicable, busca atención médica antes de que trates de autodiagnosticarte. Dile a tu médico sobre todos los síntomas que experimentas junto a la caída del cabello, y en el caso de que corresponda, pregunta cuales son los pasos a seguir para ayudar a corregirlo. Recuerda que la caída del cabello puede ser una parte natural del envejecimiento, por lo que no se puede prevenir.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por mariajose mansilla