Niveles de fosfato en el cuerpo

Los minerales son más de lo que se encuentra en las colecciones de rocas de los niños, sino que también están en los alimentos que comes cada día. El fosfato es uno de esos minerales que el cuerpo necesita, sobre todo cuando se trata de mantener los huesos fuertes. Si te has sentido enfermo, tu médico puede medir tus niveles de fosfato, los resultados pueden indicar qué tan bien está o no está funcionando tu cuerpo o dar pistas sobre los huecos en la dieta en que es necesario aumentar la ingesta de fosfato.

Funciones del fósforo

Prácticamente cada célula de tu cuerpo necesita fósforo para funcionar en su mejor momento. Se encuentra en alimentos como la leche descremada, yogur sin grasa, huevos, pavo, el pan y las almendras, el fósforo se almacena principalmente en forma de fosfato en el cuerpo. Las funciones principales del fósforo son proporcionar estructura y fortaleza a los huesos y producir compuestos que las células pueden utilizar para producir energía.

Niveles normales

Un laboratorio puede analizar una muestra de sangre para determinar los niveles de fosfato. La mayoría de las personas tienen un nivel de fósforo en sangre que va desde 2,5 hasta 4,5 miligramos por decilitro, señala Summit Medical Group. Sin embargo, tu médico puede hablarte acerca de los valores normales para el resultado que se ve en la prueba.

Niveles de fosfato más altos de lo normal

Tener los niveles de fosfato en la sangre superiores a 4,5 miligramos por decilitro puede deberse a una serie de condiciones, incluyendo enfermedades de los riñones o niveles bajos de las hormonas paratiroideas. Tomar suplementos de fósforo en exceso o ingerir el mineral en exceso en la dieta también puede aumentar los niveles de concentración en sangre. El exceso de vitamina D o la insuficiencia de calcio y magnesio también pueden aumentar tus niveles de fosfato. Además, la exageración en las rutinas de ejercicio puede conducir a la degradación muscular, lo que lleva a niveles mayores que los niveles normales de fosfato.

Niveles de fosfato más bajos de lo normal

Los niveles de fosfato inferiores a 2,5 miligramos por decilitro puede ser el resultado de la toma de antiácidos durante un período prolongado o el consumo excesivo de alcohol. La enfermedad renal, el exceso de la hormona paratiroidea, la hormona tiroidea insuficiente o niveles demasiado altos de calcio también pueden reducir los niveles de fosfato. Si no has podido ingerir o absorber los alimentos en algún tiempo, esto también puede reducir tus niveles generales de fosfato. Los síntomas incluyen debilidad muscular, falta de aire, dolor en los huesos, confusión mental y convulsiones.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por ana laura nafarrate