Niveles de ácido úrico altos y carreras de distancia

El ácido úrico se forma cuando tu cuerpo descompone las purinas, que se encuentran en muchos alimentos y bebidas. Si tienes niveles altos de ácido úrico, puedes desarrollar gota, una forma dolorosa de artritis que a menudo afecta al dedo gordo del pie. Cuando corres y tienes un ataque de gota, experimentarás dolor, que puede empeorar luego de varias horas. Las carreras de distancia pueden ser dolorosas si tienes episodios incontrolados de gota (ve en Referencias 1, 2 y 3).

Gota

La gota es una forma de artritis, que se manifiesta en ataques súbitos de dolor extremo, enrojecimiento y sensibilidad en varias articulaciones. Más comúnmente, los ataques de gota se producen y se sienten en la base de tu dedo gordo del pie. Puedes tener gota cuando los cristales de urato afilados como agujas se acumulan alrededor de una articulación. Estos cristales se forman cuando tienes altos niveles de ácido úrico en la sangre ya que éste no traspasa los riñones. Cuando sientes dolor, en especial en tus pies o el dedo gordo cuando corres una carrera de larga distancia, esto puede impactar en tu desempeño y capacidad para continuar. Consulta a tu médico si tienes dolor en las articulaciones. La gota sin controlar puede hacer que el dolor empeore o sea más frecuente y que las articulaciones se dañen.

Tratamiento de la gota

Cuando ves a tu médico por un dolor en las articulaciones, éste puede diagnosticarte gota haciendo varias pruebas. El tratamiento por lo general involucra medicamentos que tratan los ataques agudos, previenen ataques futuros y reducen el riesgo de complicaciones. Un médico puede recomendarte que uses drogas anti inflamatorias no esteroides de venta libre o corticosteroides para controlar el dolor y la inflamación. También puede recetarte medicamentos que bloqueen la producción de ácido úrico y mejoren su eliminación.

Correr con gota

Según un artículo publicado en "Running Times Magazine", tu dedo gordo del pie soporta el doble de peso que los dedos más pequeños. La fuerza en las articulaciones de tu dedo gordo es del 40 al 60 por ciento de tu peso corporal. Cuando corres, esta fuerza puede aumentar dos o tres veces. Cuando tienes dolor relacionado con la gota, tu paso es alterado ya que el dedo gordo se flexiona hacia arriba bajo mucho estrés. Durante una carrera de distancia, la articulación de tu dedo gordo afectado se vuelve cada vez más roja, dolorosa e inflamada. Consulta a tu médico sobre los ataques de gota y correr sin dolor. Tu dedo gordo te permite correr libremente, y un ataque de gota puede representar un problema debilitante. Además de tomar los medicamentos adecuados, asegúrate de usar calzado para correr cómodo para limitar los problemas en el dedo gordo.

Vivir bien con gota

Además de tomar medicamentos para la gota que controlen el dolor y los ataques, el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases recomienda beber mucha agua y abstenerse lo más posible de las bebidas alcohólicas, que pueden elevar los niveles de ácido úrico, ejercitarse con regularidad para controlar el peso y evitar alimentos ricos en purinas, que pueden aumentar los niveles de ácido úrico. Estos alimentos incluyen frijoles y guisantes (peas) secos, espárragos (asparagus), setas (mushrooms), mollejas, salsas espesas, hígado, carnes de caza, arenques, anchoas, caballa, sardinas y vieiras.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por maria eugenia gonzalez