Cómo bajar el nivel de enrojecimiento después de un tratamiento facial

Según cual sea el tipo de tratamiento facial que te realicen en tu próxima visita al spa, puede que tu piel sensible se enrojezca. Los peelings químicos y la microdermoabrasión son especialmente abrasivos para la piel, advierte la American Society of Plastic Surgeons, dejándola a veces roja, agrietada y pelándose durante los días subsiguientes. Si acabas de hacerte un tratamiento facial y tu piel está enrojecida, busca remedios en tu hogar, en tu despensa y en tu gabinete de medicinas que te ayuden a reducir el enrojecimiento a devolverle a tu piel su equilibrio natural.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sombrero
  • Gafas de sol
  • Agua
  • Saquitos de té
  • Productos de avena
  • Analgésicos
  • Humectante

Instrucciones

  1. Evita la luz directa del sol hasta que sepas cómo afectó tu piel el tratamiento facial. Algunos procedimientos y sus ingredientes, como los peelings químicos, pueden dejar tu piel especialmente sensible al daño solar y al envejecimiento. Hasta que sepas cómo puede afectarte el sol, usa un sombrero de ala ancha, gafas de sol y una gruesa capa de filtro solar en tu rostro para mantener a raya el enrojecimiento. Habla con tu dermatólogo para averiguar cuánto tiempo durará tu sensibilidad al sol.

  2. Aplícate una compresa fría para ayudar a reducir la hinchazón y clamar la piel enrojecida. Una compresa fría especialmente calmante consiste en colocar saquitos de té de manzanilla o de menta en un vaso de agua fría. Deja que dos saquitos de té permanezcan dentro del agua durante cinco minutos, con el vaso en el refrigerador. Retira los saquitos y aplícalos sobre las manchas rojas de tu rostro. La sensación fresca de los saquitos de té ayudarán a calmar la irritación y la inflamación, mientras que las hierbas calmarán tu piel adolorida.

  3. Usa productos que contengan específicamente avena, sugiere la U.S. National Library of Medicine. La avena es un buen ingrediente para calmar y humectar la piel cuando está irritada. Si no tienes ningún producto con avena, prueba verter una taza de avena en un cuenco con agua fría, y deja que se embeba. Luego, salpica tu cara con el agua fría para reponer la humedad y calmar tu piel.

  4. Toma un analgésico de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofeno. Cualquiera de ellos te ayudarán a reducir algo de la hinchazón, el enrojecimiento y el dolor que podrías sentir después de un tratamiento facial. Asegúrate de seguir siempre las dosis indicadas en el envase. La American Society of Plastic Surgeons señala que tu dermatólogo o tu médico puede incluso prescribir un analgésico para ayudarte con el malestar posterior a un procediimiento facial, especialmente si es extenso.

  5. Aplica un humectante que te calme todos los días. Drugs.com recomienda matricaria para ayudar a reducir la inflamación y el enrojecimiento, de manera que busca una loción humectante que tenga matricaria como ingrediente. Para un beneficio agregado, coloca la loción en el congelador para que se mantenga fría y haga un trabajo doble cada vez que te la apliques.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por irene cudich