¿Pueden los niños tomar pastillas de ajo?

Aunque los niños pueden conocer al ajo como un condimento que te da mal aliento y mantiene a los vampiros alejados, muchos adultos saben que esta hierba, rica en anti-oxidantes, es una forma natural de tratar y prevenir numerosas condiciones médicas. Aunque la gente ha usado al ajo como medicina por cientos de años, no ha habido todavía investigaciones adecuadas sobre el uso de las pastillas de ajo para los niños. Debido a sus posibles efectos secundarios, sólo un profesional que conozca la historia médica de tu niño puede decirte si las puede tomar o no.

Los beneficios del ajo

Los anti-oxidantes del ajo pueden ayudar a destruir los radicales libres, que pueden dañar las membranas de las células, interactuando con el material genético y, posiblemente, produciendo enfermedades del corazón y cáncer. En los niños que toman las píldoras para ciertas condiciones se pueden ver los resultados beneficiosos, de acuerdo a una revisión de los datos hechos por la University of Alberta en Canadá, en diciembre de 2006 en Pediatrics in Review. De acuerdo a esos datos, se vieron mejores resultados de los tractos respiratorios superiores en los niños que tomaban las píldoras, que en los que tomaban placebos o dibazole, un parasiticida comercial con medicación. Cuando se lo aplica a la piel, el ajo remueve verrugas en tres a nueve semanas.

Investigación adicionalcomunes

La investigación preliminar sugiere que las pastillas de ajo pueden ser beneficiosas para los resfríos y los granos, pero MedlinePlus, un servicio de la U.S. National Library of Medicine, dice que la investigación no ha sido suficiente. De acuerdo al artículo en Pediatrics in Review, una mezcla de ajo y otras tres hierbas aplicadas como gotas para el oído reducen el dolor y la infección. Debido a que las gotas son una solución mezclada, el papel exacto del ajo en ella es desconocido. El artículo también dice que parece que el ajo no trata las enfermedades cardiovasculares de los niños.

Advertencias

Como el ajo, las pastillas pueden causar un olor desagradable en la boca y el cuerpo, así como molestias en el estómago y quemazón cuando se lo pone sobre la piel. En forma de suplemento, el ajo puede licuar la sangre, producir sarpullido, dificultar la respiración, la pérdida del apetito, el dolor de cabeza, dolor de los músculos, mareos y fatiga. Entre otras drogas, el ajo puede interactuar negativamente con las medicaciones anti-plaquetarias, las que licúan la sangre y los inhibidores de la proteasa. Díle a tu médico sobre todas las medicaciones y suplementos que toma tu niño.

Resúmen

Aunque la lista de los supuestos beneficios del ajo cubren todo, desde el cáncer a la tos, las investigaciones no apoyan estas afirmaciones, especialmente en los niños. Además, las pastillas de ajo no siempre tienen los mismos beneficios que si lo comes crudo y fresco. Debido a los resultados variados de los datos del artículo de Pediatrics in Review, los autores concluyeron que los investigadores deben hacer más estudios sobre la seguridad del ajo en los niños. Por ello, la comunidad médica no ha puesto una dosis recomendada para los pequeños. Si estás considerando darle las pastillas a tu hijo, habla con un médico que esté familiarizado con los remedios herbales para que te ayude a decidir si son correctas para tu niño y en qué cantidad.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por adriana de marco