Niños saludables y bocadillos a medianoche

Muchos niños piden un bocadillo justo antes de ir a la cama, en particular si cenan temprano y han pasado varias horas cuando se van a dormir. Los bocadillos tarde en la noche pueden tener lugar en la dieta saludable de tu hijo, siempre y cuando estén calculados en su ingesta calórica, para que no coma más de lo que necesita. KidsHealth reporta que los bocadillos de medianoche tradicionales, como las papas fritas, son ricos en calorías y poco nutritivos, lo que puede causar comer por demás. Si provees de bocadillos nutritivos a tu hijos, comer antes de ir a dormir no tiene nada de malo.

Comer por demás


Permitir que tu hijo se llene con comida poco nutritiva antes de ir a dormir puede llevar a un hábito de comer por demás.

De acuerdo con Eileen Behan, autora de "Fit Kids: Raising Physically and Emotionally Strong Kids With Real Food", los bocadillos de medianoche son uno de los principales factores de la obesidad en adultos. Permitir que tu hijo se genere el hábito de llenarse de alimentos no saludables junto antes de ir a dormir puede hacer que comer de más sea una costumbre que lo acompañe cuando adulto. Si tu hijo come la cena temprano, darle un bocadillo a medianoche puede ayudar a combatir el hambre, pero es esencial ofrecerle comidas de pocas calorías que no lo hagan exceder de su límite diario. Enseña a tu hijo a comer bocadillos pequeños y nutritivos para evitar fomentar hábitos alimenticios poco saludables en la adultez.

Interrupción del sueño


Los niños que no duermen suficiente tienen dificultades en el aprendizaje y en la interacción social.

Muchos alimentos, en particular los picantes o muy dulces, pueden llenar a tu hijo, pero a la vez dificultar su sueño, dejándolo cansado en la mañana. Los niños que no duermen lo suficiente tienen mayores dificultades para el aprendizaje y para socializar. Renata Riha reporta en su libro "Sleep: Your Questions Answered" que cuidar lo que tu hijo come antes de ir a dormir puede resultar en un descanso más largo y profundo. Evita alimentos y comidas con cafeína, como gaseosas o chocolate, ya que harán más difícil que el chico se duerma. Los alimentos grasosos, como el helado o la leche entera, también pueden causar interrupciones en el sueño por malestar estomacal.

Benficios de los bocadillos de medianoche


Comer un bocadillo rápido y nutritivo justo antes de ir a dormir puede tener beneficios nutricionales.

Comer un bocadillo rápido y nutritivo justo antes de ir a dormir puede tener beneficios nutritivos para tu hijo. Si el niño come poco durante el día, puede que no obtenga todas las vitaminas y minerales que necesita para tener una buena salud. Ofrecerle un bocadillo saludable puede aumentar su ingesta de muchos nutrientes y suplementos a lo que come durante el día. Los bocadillos de noche también se pueden incorporar en la rutina de ir a dormir, para que vea al mismo como un mensaje tranquilizador y que lo prepara para la cama.

Opciones de bocadillos saludables


Un bol de frutas frescas o un plato de zanahorias calmará el hambre.

Ten a mano algunas opciones saludables para que tu hijo pueda escoger por su cuenta. Las frutas frescas y vegetales son opciones bajas en calorías que aportan nutrientes como fibras y potasio. Un bol de frutos rojos frescos o un plato de trocitos de zanahoria calmará el hambre. Un bol de cereal integral con leche descremada o avena instantánea con pasas son también opciones saludables. Las palomitas de maíz, tostadas de pan integral o galletas son otras opciones bajas en calorías y buenas en nutrición.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mike tazenda