Los niños y los problemas para ir al baño

Los problemas con el baño en los niños de edad escolar pueden ser una fuente de frustración para cualquier padre. Los niños que van al baño solos son aún susceptibles a una variedad de problemas, que van desde ensuciarse la ropa a la incontinencia. A menudo estos problemas desaparecen con el tiempo, pero existen varias formas para tratarlos para que las visitas al baño sean más placenteras para todos.

Causas

Los niños afrontan problemas de baño por varias razones. El estreñimiento puede ocasionar que se ensucie la ropa, una condición en la cual una pequeña cantidad de heces manche la ropa interior. Los movimientos intestinales se dificultan con el estreñimiento y muchos niños a menudo tratan de aguantarse y no ir al baño. De igual manera, el estrés puede producir estreñimiento o diarrea. Los problemas para controlar la vejiga podrían de similar forma empeorar los problemas con el ir al baño.

Entender

Ayudar a los niños a entender que los problemas relacionados al ir al baño suceden, es un pre-requisito importante para superar el problema. Orinar o defecar en la ropa interior puede ser penoso pero es importante que los niños entiendan bien que es más seguro pedir la ayuda de un adulto cuando sucede un accidente en lugar de esconderse por pena.

Baños extraños

Un cuarto de baño en un lugar extraño o nuevo puede ser un lugar apto para un accidente, especialmente para los niños que aún no están muy cómodos yendo al baño en general. Un niño puede esperar hasta demasiado tarde para ir al baño si está en un lugar que no conoce. Si este es el caso, asegúrate de decirle a tu hijo en donde se ubica el baño y asegúrale que no te enojarás si llega a tener un accidente.

Reloj

Los niños que sufren del control diurno de la vejiga podrían beneficiarse de un reloj de pulsera programable, que les recuerda ir al baño. Usar un reloj es una forma efectiva de modificar un comportamiento que les enseña a los niños a apegarse a una rutina de ir al baño y evitar accidentes. Además, modificar los hábitos de tu hijo al beber agua puede mejorar mucho las probabilidades de estos problemas.

Mojar la cama

Mojar la cama es un problema que los niños a menudo experimentan incluso hasta la adolescencia, aunque no es normalmente señal de un problema más grande. Para los niños más pequeños, los pañales de noche o pañales de calzoncillo son una herramienta efectiva para evitar estos accidentes. Los niños mayores pueden obtener un sentido de independencia aprendiendo a cómo lavar sus propias sábanas sucias en la lavadora. Tener un conjunto extra de ropa cuando no se está en casa es otra forma de seguridad contra los problemas de baño nocturnos.

Más galerías de fotos



Escrito por lee simmons | Traducido por glen boyd