Los niños y su preferencia por una figura parental

Cuando tu niño prefiere claramente a uno de los padres sobre el otro, se puede dar lugar a sentimientos de dolor e incluso un sentido de resentimiento entre los padres y distanciamiento del niño o el padre favorecido. Antes de que te sientas herido y no hagas caso cuando tu hijo parece preferir a tu pareja sobre ti, considera la normalidad de la situación. La mayoría de los niños pasan por un período de tiempo en el que prefieren a uno de los padres o al otro, pero esto es una fase normal y de corta duración.

¿Es normal?

Uno de los primeros problemas que puedes enfrentar cuando el niño muestra una fuerte preferencia por uno de los padres sobre el otro es el debate sobre si el comportamiento es aceptable y normal. Una encuesta realizada por la revista "Parents" encontró que el 90 por ciento de las madres y los padres informan que sus hijos mostraron una preferencia por uno de los padres en algún momento en el tiempo. Es una etapa natural y normal de la niñez temprana y no debe causar preocupación.

Posibles causas

Tu niño muestra preferencia por uno de sus padres por varias razones. El Dr. T. Berry Brazelton, autor de "Touchpoints: Birth to Three" sugiere que la preferencia por uno de los padres es un momento muy importante cuando un niño aprende a concentrarse en las expresiones faciales, la personalidad y preferencias de uno de los padres a la vez. Tovah P. Klein, director del Barnard College Center for Toddler Development, describe el comportamiento como los primeros pasos de tu hijo hacia la autonomía. Krista L. Swanson, una psicóloga infantil en el Early Childhood Center at Cedars-Sinai Medical Center, dice que conseguir que tu hijo te de la espalda en realidad significa que se siente seguro en su relación contigo, lo cual le permite explorar otras.

Cómo manejar el favoritismo

Mientras que la preferencia por uno de los padres es completamente normal, es posible que todavía te sientas rechazado si tu hijo prefiere a tu pareja sobre ti. Habla de tus sentimientos con tu pareja para que sepa evitar un lenguaje hiriente, como señalando la obvia preferencia. Pasen tiempo en familia, si es posible, para que tu niño asocie a ambos padres con la atención positiva. Si tu eres al que tu hijo prefiere, incluye a tu pareja en las actividades juntos y proveé un regaño rápido si tu niño le falta al respeto durante su etapa de favoritismo.

Qué no hacer

La clara preferencia de tu hijo por ti puede hacerte sentir culpable cuando lo dejas en manos de tu pareja. Evita cancelar planes para permitir a tu niño salirse con la suya, lo cual le da el mensaje de que tienes poca fe en la capacidad de tu pareja como cuidador. Nunca castigues a tu niño por mostrar una clara preferencia, ya que una relación padre-hijo se debe fomentar en vez de desalentarse. Ya que la preferencia por uno de los padres es una fase temporal, lo mejor es salir de la experiencia hasta que la atención de tu hijo se traslade a otra cosa.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por sandra magali chávez esqueda