¿Por qué los niños pequeños se ríen cuando son disciplinados?

Hasta ahora, tu hijo ha pasado mucho tiempo siendo mimado, celebrado y enseñado. Ahora que tiene 2 años, está listo para enfrentarse al mundo en sus propios términos. Mientras cumplir 2 años trae otros hitos emocionantes, uno en especial es la prevalencia de berrinches y otros actos de rebeldía. Si bien puedes pensar que está siendo travieso sólo para provocarte, hay un método detrás de la locura de los "terribles dos años".

Los terribles dos años explicados

Los dos años son terribles por dos razones - tu hijo busca independencia y le da un ataque cuando no consigue lo que quiere cuando quiere. Cuando son disciplinados, algunos niños de 2 años pueden llorar, otros pueden reírse o hacer un desastre total. Aunque parece que tu hijo puede haberse vuelto loco, la verdad es que sólo está poniendo a prueba tus límites. Según AskDrSears.com, el establecimiento de límites muestra a tu hijo que eres confiable y que lo protegerás de ser dañado. Sin límites, el mundo es un lugar peligroso para tu hijo de 2 años.

La consistencia es la clave

Los niños de dos años son curiosos por naturaleza. Eso a menudo significa hacer las cosas, haciendo un desastre y otros accidentes. Mantén la calma y date cuenta de que tu hijo está aprendiendo sobre el medio a su alrededor. Mantén un conjunto de reglas para que tu hijo siga y apégate a ellas. No digas "no" un día y luego dejes que se comporte mal al día siguiente, porque estás demasiado cansado o simplemente no quiere lidiar con un berrinche. Esto envía un mensaje confuso a tu hijo y, a menudo lo hará escéptico sobre tus métodos de disciplina.

No castigues, enseña

Muchos padres usanla penitencia, u otros métodos similares, como forma de disciplina. Sin embargo, la educadora familiar Sandy Bailey explica, que la mayoría de los niños no entienden el concepto de penitencia hasta que tengan al menos 3 años de edad. Si utilizas penitencia, es importante explicarle a tu hijo por qué está tomando un tiempo fuera en primer lugar. El mandar a tu hijo al rincón sin una explicación no detendrá el problema. Prepárate para repetirlo muchas veces antes de que entienda lo que no se debe hacer. Evita las discusiones largas, una explicación simple es todo lo que necesitas.

Otras consideraciones

Si tu hijo de 2 años de edad, continúa riéndose de ti la siguiente vez que lo disciplines, cambia la forma en que lo disciplinas. Toma tiempo para enseñarle a arreglar lo que hizo mal. Por ejemplo, si le gritaste por no recoger sus muñecas, enséñale cómo limpiar - y haz que limpiar parezca algo divertido. Después de que lo domine, elógiala cuando recoja sus muñecas de manera espontánea o realice cualquier otra buena tarea. De esta forma aprenderá que no tiene que ser terrible para llamar tu atención.

Más galerías de fotos



Escrito por susan diranian | Traducido por esteban arenas