¿Los niños pequeños pueden comer guacamole?

No sólo los niños sí pueden comer guacamole, sino que además es una fuente inagotable de nutrición. Su textura suave hace que sea un alimento temprano ideal incluso para los bebés, según el pediatra Williams Sears de AskDrSears.com. Es más, muchos niños adoran el sabor. Aunque puedes comprar versiones perfectamente utilizables en la tienda, el guacamole es mejor cuando es fresco y casero. De esta forma sabrás exactamente lo que estás dándole a tu niño y puedes ajustarlo a su gusto.

Historia del guacamole

Puede que conozcas el guacamole por su fuerte presencia en la cocina mexicana. El guacamole se remonta a la época precolombina de los aztecas, de hecho, la palabra "guacamole" proviene de la palabra náhuatl Ahuaca-molli, que significa salsa de aguacate (avocado). El mismo aguacate es un alimento del nuevo mundo que era desconocido para Europa antes de la conquista de México por los españoles.

Nutrición en el guacamole

El ingrediente principal en el guacamole es el aguacate, que le proporciona la mayoría de sus nutrientes. El aguacate (avocado) es una rica fuente de fibra y vitamina C y una buena fuente de vitamina A y hierro también. Los aguacates además son ricos en grasa, pero se necesita una cierta cantidad de grasa para el desarrollo físico y mental de tu hijo. Además, la grasa del aguacate es principalmente grasa monoinsaturada, que ayuda a bajar los niveles de colesterol y podría proteger contra enfermedades del corazón, además de posiblemente moderar el azúcar en la sangre y los niveles de insulina.

Una receta sencilla y algunas variaciones

Para hacer una versión de guacamole adecuada para niños pequeños, corta y descaroza un aguacate y pon la pulpa en un bol. Agrega una cucharadita de jugo de lima recién exprimido y un pequeño diente de ajo picado. Machaca con un tenedor y añade sal a gusto. Puedes hacer puré la mezcla si deseas una textura más lisa. También puedes agregar dos cucharadas de cebolla picada bien fino y un tomate pequeño en cubitos. Si a tu niño le agrada el sabor del cilantro, agrega una cucharadita de esta hierba picada también.

Sugerencias para servir

Los chips de tortilla son el acompañamiento clásico del guacamole, pero pueden representar un peligro de asfixia para los niños menores de 4 años. En su lugar, prueba a darle el guacamole untado sobre una tortilla blanda y enrollada. O deja que tu niño moje guisantes (snap peas), brócoli o coliflor (cauliflower) cocidos ligeramente al vapor, o palillos de calabacín, pimiento (bell pepper) o pepino (cucumber) crudos. Los triángulos blandos de pan de pita de trigo también son una buena herramienta de inmersión. Puedes incluso servir el guacamole untado sobre pan integral.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por frances criquet