Hacer que los niños hagan sus tareas a través de un sistema de recompensas

Si eres el padre de un niño en edad escolar, lo más probable es que hayas pasado algún tiempo en la primera línea de las batallas para hacer la tarea. Después de todo, pedirle a los niños a que se concentren más en las matemáticas, la lectura y las ciencias después de un largo día en la escuela puede ser tan atractivo para ellos como fregar el suelo lo es para ti. Sin embargo, si él está en la escuela primaria, secundaria o está próximo a graduarse, las tareas pueden comprender una cantidad significativa de puntos para la calificación de tu hijo y pasarlas por alto no es una opción. Si regañar y amenazar con eliminar privilegios o juguetes no está motivando a tu hijo a hacer los deberes, tal vez sea hora de invertir tu estrategia y probar un sistema de recompensas para hacer los deberes.

Tablas de pegatinas

Para los niños más pequeños, uno de los sistemas de recompensa más eficaces implica el uso de una tabla simple de pegatinas. Una tabla de tareas se divide típicamente en temas y en días de la semana; cada vez que el chico complete una tarea, recibe una pegatina. Una vez que la tabla esté llena de pegatinas, ofrécele a tu hijo una recompensa simple, tal como más tiempo dedicado a completar una actividad divertida, como quedarse hasta más tarde los fines de semana para ver la televisión o jugar contigo. Puedes encontrar tablas de tareas imprimibles en línea en sitios como freeprintablebehaviorcharts.com.

Sistema de puntos

Aunque es más complicado y requiere más planificación de tu parte, un sistema de puntos sin duda puede motivar a tu hijo a terminar su tarea y puede ser eficaz para todos los grados. Un sistema de puntos funciona mediante la asignación de puntos a ciertas tareas diarias y semanales. Tu hijo puede ganar puntos por completar estas tareas y luego cobrarlos por premios. Los mismos premios deben ser de diferentes niveles; podrían haber pequeños premios o valores de puntos adjudicados para las tareas cotidianas y los valores de puntos y premios grandes otorgados a los proyectos más complejos o a las tareas a largo plazo (tales como completar un ensayo). El sistema en última instancia, depende de la lucha personal que tu hijo esté teniendo, así como su nivel de grado y de capacidad académica.

Contrato de tarea

Otra estrategia a considerar es escribir un contrato de tarea. Trabaja con tu hijo para crear un conjunto de directrices establecidas. El contrato podría incluir las horas de inicio y de terminación de las tareas, cómo tu hijo debe manejar las clases perdidas o las tareas olvidadas y cómo va a manejar las distracciones tales como mensajes de texto, mensajería instantánea, redes sociales y la televisión. También querrás incluir una sección relacionada con tus responsabilidades como proporcionar un espacio tranquilo para que él trabaje, asegurando que tenga os suministros adecuados para completar sus tareas y brindando retroalimentación constructiva y ayuda cuando la necesite. Al igual que las tablas de recompensa, los contratos de tareas de muestra están disponibles en línea.

Proporcionar opciones

Sin importar qué sistema establezcas, es importante que tu hijo participe en los procesos de toma de decisiones. Si estás trabajando con una tabla de pegatinas o con un sistema de puntos, permítele la opción de decidir cuáles pueden ser sus beneficios (dentro de lo razonable, por supuesto), y pide su entrada en la redacción de las directrices para el contrato de deberes. Permitir que tu niño elija sus propias recompensas le proporcionará una sensación de control, lo que, a su vez, puede ayudar a motivarle.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer brozak | Traducido por enrique pereira vivas