¿Por qué los niños se despiertan llorando?

Durante los primeros meses del bebé y aún durante el primer año de vida, los padres pueden esperar que los niños se despierten durante la noche pidiendo comida, consuelo, un cambio de pañales o un chupete. La primera noche que un bebé duerme de corrido, es una noche gloriosa para los padres privados de sueño. Pero sus dulces sueños pueden ser interrumpidos luego, cuando el desarrollo y la ansiedad irrumpen en el sueño de un niño y causan que se despierte llorando.

Miedos nocturnos

Los niños algunas veces despiertan en la noche llorando y gritando debido a los miedos nocturnos. Estos ocurren entre los ciclos de sueño y no son sueños realmente o pesadillas, según Nemours Foundation. Los miedos nocturnos ocurren cuando el cerebro transita de un ciclo de sueño a otro, lo cual puede causar una reacción de miedo en un infante. Un niño que se despierta a causa de un miedo nocturno, por lo general, no puede ser consolado durante 30 minutos, según la American Academy of Family Physicians, puede llorar y gritar dramáticamente. Los miedos nocturnos son muy comunes en los niños de entre 3 y 8 años.

Ansiedad

El mundo de un niño está en constante cambio y parece más grande cada día, y por lo general, más aterrador. El trastorno de ansiedad por la separación puede causar los despertares nocturnos y muchas lágrimas, ya que tu hijo puede desarrollar miedos sobre estar lejos de su mamá y su papá, que estén afectando su sueño. Los niños menores de 3 o 4 años todavía no se sienten confortables o seguros cuando no están en la presencia de sus padres, según lo indica la University of Michigan. Un niño puede estar ansioso por aprender a ir al baño, o por un nuevo hermano que parece estar llevándose mucha atención y tiempo de sus padres. Tu hijo puede tener miedo a la oscuridad y necesitar una luz nocturna para reducir sus miedos.

Malestar

Los despertares durante la noche y los llantos pueden estar indicando un malestar o hasta una enfermedad. Tu hijo puede tener calor o frío, o su pijama puede resultarle incómodo o puede estar produciéndole picazón. Revisa la temperatura de la habitación y que la ropa de tu hijo sea apropiada y le quede de manera confortable. Las infecciones de oído son dolorosas y pueden causar que tu hijo se despierte llorando de dolor durante la noche. Revisa si tiene fiebre u otra señales de enfermedad, tales como una congestión o quejas por un dolor o malestar.

Afrontando

Ayuda a tu hijo a tener una buen descanso durante la noche con un horario de sueño consistente y una rutina para ir a dormir. Asegúrate que tu hijo duerma lo suficiente, tanto durante la noche como durante las siestas. La University of Michigan indica que los niños, por lo general, necesitan un total de 12 a 13.5 horas de descanso cada día. Ayuda a tu hijo a relajarse para ir a la cama con un baño tibio, historias, canciones o otras rutinas que lo ayuden a sentirse cómodo. Ofrécele a tu hijo una manta o un animal relleno para consolarlo si está triste.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por liz mancilla