Cómo hacer que los niños dejen de pelear por el asiento delantero

La competencia entre los niños aparece siempre que surge algo que más de uno de ellos quiere como, por ejemplo, ir en el asiento delantero. Sin embargo, permitir que tus hijos discutan sobre dónde sentarse cada vez que entren al auto, promueve la negatividad y la frustración, lo que puede después permear otras áreas de sus vidas. Dependiendo del nivel de madurez de tus hijos, existen diferentes formas de lidiar con este problema. Como padre, puedes tomar el control o darle a tus hijos la autonomía para trabajar en la situación.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

    Establece reglas no negociables

  1. Dile a tus hijos que ya no prestarás atención a sus peleas sobre quién se sentará el asiento delantero.

  2. Informa a cada niño que tendrán su turno, rotándose, para sentarse en el asiento delantero.

  3. Haz un calendario escrito donde establezcas los turnos de cada niño. Si decides rotar los permisos para sentarse en el asiento delantero diariamente, escribe el nombre de cada niño en una fecha específica del calendario para evitar confusiones.

  4. Dile a tu niño que el asiento delantero estará vedado si descubres que se pelean.

    Dejar que resuelvan los problemas

  1. Dale a tus hijos la oportunidad de diseñar su propio sistema de privilegios del asiento delantero. Diles que deben encontrar una forma de compartir el privilegio que sea justa y en la que ambos estén de acuerdo.

  2. Pide detalles del sistema o diles que no necesitas conocerlos, como tú prefieras. Si crees que su sistema tiene fallas que podrías corregir, entonces pregúntales sobre ello.

  3. Adviérteles que si su sistema falla y, por ejemplo, empiezan a pelear, todos perderán sus privilegios hasta que estén listos para volver a cumplir sus sistemas sin disputas.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia measom | Traducido por eduardo moguel